2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 11 de julio de 2016, 00:28

EEUU ordena salida de personal en Yuba y pide cesen combates en Sudán del Sur

Washington, 11 jul (EFE).- Estados Unidos ordenó hoy la salida del personal no esencial de su embajada en la capital de Sudán del Sur, Yuba, y pidió el cese inmediato de los combates entre las fuerzas armadas gubernamentales y opositoras que estallaron este domingo.

Además, advirtió a sus ciudadanos en el país africano de que tomen precauciones para reforzar su seguridad personal y revisen las indicaciones que irá publicando la embajada sobre la evolución de los acontecimientos, según informó el Departamento de Estado en un comunicado.

"Estados Unidos condena rotundamente los combates de hoy en Yuba. (...) Llamamos de nuevo a los dos líderes (el presidente Salva Kiir y el vicepresidente Riek Machar) y a sus aliados políticos y comandantes a que contengan inmediatamente a sus fuerzas de más combates, las devuelvan a sus barracas y eviten más violencia y derramamiento de sangre", indica la nota.

"Estados Unidos está determinado a garantizar que se toman las medidas apropiadas para que rindan cuentas los responsables de continuar combatiendo y los que violen la ley humanitaria internacional, incluyendo los ataques a la misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur y las agresiones a civiles", añade.

"Estamos en comunicación activa con la Unión Africana y otros líderes regionales al más alto nivel. Todos estamos trabajando conjuntamente para presionar a los líderes de Sudán del Sur y a sus comandantes para que cesen los combates. Hemos pedido una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para abordar esta situación", concluye.

Nuevos combates entre las fuerzas armadas gubernamentales y opositoras estallaron este domingo en la capital de Sudán del Sur, Yuba, lo que amenaza el frágil proceso de paz en el país, devastado después de años de inestabilidad y guerra.

Desde el pasado jueves, esos intermitentes episodios violentos han acabado con la vida de al menos 269 personas, según informaron a Efe fuentes médicas.

Entre las víctimas mortales, se encuentran 190 soldados de las fuerzas de la oposición, 44 del Gobierno y 35 civiles.

La nueva ola de violencia comenzó la noche del jueves, después de que cinco militares del Ejército gubernamental murieran por disparos de la guardia personal de Machar, en un incidente ocurrido en un puesto de control.

El Gobierno del presidente Salva Kiir y la oposición armada liderada por Machar alcanzaron un acuerdo de paz en agosto de 2015 y formaron un ejecutivo de unidad nacional el pasado abril.

Desde la independencia de Sudán, de la que el sábado se cumplieron cinco años, Sudán del Sur ha vivido una situación política y de seguridad inestable, que se vio exacerbada con el inicio del conflicto interno en 2013.