2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 9 de julio de 2016, 01:00

EEUU, estremecido por la matanza de policías en una semana de furia racial

Las autoridades estadounidenses indicaron que el sospechoso de la matanza de Dallas era un veterano de guerra que estuvo motivado por las recientes muertes de afroamericanos a manos de la policía.

REUTERS, EFE y AFP

DALLAS - EEUU

Un hombre armado identificado como reservista del Ejército de Estados Unidos y que dijo estar disgustado por recientes eventos de violencia racial en el país tomó parte en un ataque en Dallas donde murieron cinco policías, dijeron el viernes las autoridades.

El ataque del jueves, en el que otras 7 personas resultaron heridas, ocurrió al final de una protesta por las muertes de hombres negros a manos de la policía en Luisiana y Minesota durante la semana, en eventos que avivaron el debate nacional por los abusos de miembros de la fuerza.

Se trató del incidente más letal que enfrentó la policía desde los ataques del 11 de setiembre del 2001 en Nueva York y Washington. El hecho despertó temor a que se produzcan otros actos de venganza contra las autoridades debido a la violencia racial.

identificado. Las autoridades dijeron que el sospechoso disparó en algunas ocasiones durante la emboscada contra los oficiales, aunque no descartan que hayan otras personas involucradas. Una fuente del Gobierno estadounidense dijo a Reuters que el sujeto fue identificado como Micah X. Johnson, un reservista del Ejército. Una serie de muertes de hombres negros a manos de la policía en ciudades como Ferguson, Nueva York, Baltimore y Chicago han dado paso a movimientos como Black Lives Matter, que rechaza el uso excesivo de la fuerza por parte de los oficiales. La violencia ha impulsado casi 2 años protestas en las calles, mayormente pacíficas.

Johnson fue muerto al fin de un gigantesco cerco policial que incluyó el uso de un robot con explosivos.

La Casa Blanca indicó que los investigadores "descartaron públicamente" que el responsable haya tenido "algún tipo de conexión con una organización terrorista".

ENOJO CON GENTE BLANCA. Durante prolongadas negociaciones con la policía, el sospechoso principal del incidente tomó refugio en un garaje y dijo a las autoridades que el final está por llegar, de acuerdo al jefe de la policía de Dallas, David Brown. "Dijo que estaba disgustado por los recientes incidentes mortales de la policía. Afirmó que estaba disgustado con la gente blanca. Manifestó que quería matar a blancos, especialmente a oficiales blancos".