9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 9 de septiembre de 2016, 01:00

EEUU cierra uno de los campos de la prisión de Guantánamo

AFP

WASHINGTON, EEUU

Los militares estadounidenses clausuraron un campo del centro de detención de la base naval de Guantánamo, en Cuba, dijo este jueves un oficial, en momentos en que la población carcelaria sigue reduciéndose.

El cierre del campo 5 de la base, que fue inaugurado en 2004, será convertido en un centro médico para detenidos, dijo en un comunicado el capitán de navío y portavoz militar John Filostrat.

Los presos que estaban allí serán trasladados a otros campos en la misma base de Guantánamo.

“El Campo 5 de la Bahía de Guantánamo ha sido clausurado y destinado a otros fines”, dijo Filostrat.

El campo 5 albergó alguna vez a presos rebeldes y disponía de equipamientos especiales para proteger a los guardias de las “salpicaduras”, la deprimente práctica de arrojar fluidos corporales y excrementos a los guardias.

El mes pasado fueron trasladados 15 prisioneros de Guantánamo a Emiratos Árabes Unidos, lo que redujo la población carcelaria en esa controvertida base a 61 detenidos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, insistió este jueves en su voluntad de cerrar el centro de detención de Guantánamo.

“No estoy dispuesto a renunciar” al cierre de Guantánamo, cuya existencia es utilizada como “una herramienta de reclutamiento por las organizaciones terroristas”, declaró Obama durante una cumbre regional en Laos.

El mandatario estadounidense quiere cerrar desde 2009 esta polémica cárcel militar, abierta tras los atentados del 11 de setiembre del 2001 por el entonces presidente George W. Bush para agrupar a todos los prisioneros de la “guerra contra el terrorismo”.

Desde su creación, en total 780 prisioneros han transitado por esta cárcel, la mayoría sospechosos de terrorismo capturados después de los atentados del 11 de setiembre de 2001 y detenidos sin ser juzgados durante años, lo que ha suscitado numerosas críticas internacionales.

La mayoría de los detenidos en la prisión fueron secuestrados por los servicios de inteligencia de EEUU en el extranjero y transportados hasta Guantánamo.