10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 13 de septiembre de 2016, 15:56

EE.UU. cierra un nuevo acuerdo de defensa con Israel con fondos récord

Washington, 13 sep (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos anunció hoy el cierre de un nuevo Memorando de Entendimiento con Israel para otorgar fondos para defensa y seguridad a ese país entre los años fiscales 2019 y 2028.

En un escueto comunicado, el Departamento de Estado indicó que el nuevo acuerdo será firmado este miércoles y explicó que contiene el "mayor compromiso" de asistencia militar a un solo país "en la historia de Estados Unidos", cifrado por medios israelíes en unos 38.000 millones de dólares para una década.

El nuevo Memorando de Entendimiento será rubricado en una ceremonia en el Departamento de Estado este miércoles a partir de las 14.00 hora local (18.00 GMT), según el comunicado, que no da detalles sobre quiénes serán los firmantes por parte de EE.UU. e Israel.

EE.UU. e Israel llevaban negociando este nuevo acuerdo desde finales de 2015 y, según el diario israelí Haaretz, Washington aportará 38.000 millones de dólares en asistencia militar, entre ellos 5.000 para que Israel pueda desarrollar sistemas de defensa antimisiles.

El embajador de Estados Unidos en Israel, Dan Shapiro, ya había adelantado que el cierre del acuerdo era inminente y el jefe en funciones de la Agencia israelí de Seguridad Nacional, Jacob Nagel, llegó hoy a Washington.

El anterior acuerdo bilateral de asistencia en defensa, todavía vigente y firmado en 2007, ascendió a 30.000 millones de dólares.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tiene previsto viajar el próximo 20 de septiembre a Nueva York con motivo de la Asamblea General anual de la ONU, a la que también asistirá el presidente de EE.UU., Barack Obama.

Al inicio de las negociaciones del nuevo acuerdo, Netanyahu esperaba llegar a los 4.500 millones de dólares anuales (unos 45.000 millones en total para una década), cifra a la que Obama se negó, lo que provocó un alargamiento de las conversaciones por parte de Israel, a la espera del relevo en la Casa Blanca previsto para enero próximo.

Finalmente, las advertencias de estrechos aliados de Israel en Washington y la necesidad de un horizonte de estabilidad en el presupuesto militar convencieron a Netanyahu de aceptar la propuesta de Obama para cerrar el acuerdo.