24 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 15 de marzo de 2017, 15:39

EE.UU. baraja el envío de 1.000 soldados más a Siria, según The Washington Post

Washington, 15 mar (EFE).- Estados Unidos está considerando el envío de un millar de soldados más a Siria para acelerar la toma de Al Raqa, el bastión más importante del grupo Estado Islámico (EI), informaron fuentes de Defensa al diario The Washington Post.

El nuevo envío, que el secretario de Defensa, James Mattis, y el presidente estadounidense, Donald Trump, aún tienen que autorizar, se llevaría a cabo en una semana y doblaría el número de tropas estadounidenses en el caos de la guerra civil siria.

Los militares trabajarían en calidad de asesores y para entrenamiento de las milicias aliadas del las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), aunque podrían tomar un rol más activo y de combate si es necesario, según el diario.

Recientemente, Estados Unidos sumó a los 500 miembros de las Fuerzas Especiales que operaban en Siria, 250 Rangers y 200 miembros de la Infantería de Marina, que han tomado posiciones para preparar la ofensiva hacia Al Raqa en un terreno cada vez más complejo.

Los Rangers, tropas de élite del Ejército, han tomado posiciones en Manbij, cerca de Al Raqa, para evitar que rusos, turcos o tropas sirias ocupen esa plaza estratégica.

Los 1.000 soldados estadounidenses que podrían ser enviados a Siria serían en su mayor parte infantes de marina y miembros de una división aerotransportada del Ejército desplegada en Kuwait.

Los militares estadounidenses trabajarían directamente con sus aliados de las FSD en sus avances hacia Al Raqa, algo que podría complicarse por la oposición de Turquía, socio de la Alianza Atlántica, a que Washington siga colaborando con las facciones kurdas del FSD.

Turquía considera a las fuerzas kurdo-sirias, que se han establecido en gran parte del norte sirio, terroristas enemigos, mientras que Estados Unidos depende de ellos, por ser la fuerza opositora más eficaz en la guerra contra el EI.

La mayor presencia estadounidense en territorio sirio podría complicar el complejo escenario de la guerra siria, en el que Rusia coopera con las fuerzas del líder sirio Bachar al Asad, que Estados Unidos quiere fuera del poder.

Asimismo, podría llevar al teatro de guerra sirio a aliados estadounidenses como Arabia Saudí, Jordania o los Emiratos Árabes Unidos, elevando las tensiones regionales con Irán.

Trump ha pedido al Pentágono opciones para acelerar la batalla contra el yihadismo en Irak y Siria, algo que podría incluir el levantamiento de los límites de tropas en esos dos países, situados ahora en los 5.000 y 500, respectivamente.