3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 9 de septiembre de 2016, 16:59

Ecuador, Colombia y Costa Rica destacan el diálogo al sellar las fronteras marinas

Quito, 9 sep (EFE).- Ecuador, Colombia y Costa Rica sellaron hoy la frontera marítima en un proceso marcado por el diálogo, la pericia técnica y la buena voluntad, según destacaron los gobernantes de esas naciones en una ceremonia especial en el archipiélago de Galápagos.

El presidente anfitrión, Rafael Correa, entregó la carta de límites marítimos a sus colegas de Colombia, Juan Manuel Santos; y de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, quienes destacaron las buenas relaciones entre las tres naciones.

"Más allá de la entrega de cartas náuticas entre Ecuador, Colombia y Costa Rica, estamos celebrando la amistad, el respeto, la solidaridad y el espíritu de cooperación entre los tres países", dijo Solís en la ceremonia.

Añadió que celebran, "en particular un hecho notable y digno de resaltar: los tres hemos logrado definir nuestras fronteras marítimas en el océano Pacífico mediante el diálogo, la pericia técnica y sobre todo la buena fe y la buena voluntad".

Señaló que se consolidó así "un triunvirato de países hermanos y vecinos cuyos lazos de amistad y de hermandad se fortalecen hoy más que nunca".

Santos apuntó que el acto de hoy constituye una "buena noticia" para las tres naciones involucradas así como para el mundo por, entre otras cosas, la posibilidad de mayor cooperación en beneficio del medioambiente.

Anunció que han decidido ampliar el santuario de fauna y flora de Malpelo de 6.763 kilómetros cuadrados a más de 27.000 kilómetros cuadrados, "es decir -subrayó- el área protegida se multiplica por cuatro".

También Solís anunció que pretende ampliar las aguas protegidas de la Isla del Coco en casi 10.000 kilómetros cuadrados adicionales.

"Hoy estamos en un momento verdaderamente trascendental, un momento que nos permite ir más allá, mirar más alto y más lejos. Estamos en un momento extraordinario, uno que no es común", dijo Solís al indicar que por "primera vez (...) Ecuador sella para siempre sus fronteras" y Colombia "está a punto de sellar su paz para siempre".

Invitó por ello a valorar el momento como "histórico" en la vida de las naciones. "No es un momento solo de presente sino también, y principalmente de futuro, por eso es trascendente", subrayó.

A su turno, Correa aseguró que el de hoy es un "día de fiesta" e "histórico" y apuntó que la delimitación abre un nuevo horizonte para el aprovechamiento sostenible de los mares y la cooperación e investigación científica conjunta y el manejo ambiental sostenible.

"Nuestros vecinos hoy son tres países hermanos: Colombia, Costa Rica y Perú", comentó al apuntar que "parecía paradójico que después de casi 200 años de existencia como República, podamos por fin declarar definitivamente establecida nuestras fronteras".

En las cartas náuticas constan los límites marítimos comunes, negociados en los últimos años por separado y que, para Ecuador, marca un hito histórico, pues por primera vez en su vida republicana tendrá todas sus fronteras definidas.

El mar territorial de 200 millas marinas alrededor de las Galápagos genera para Ecuador los límites con Colombia, también vecino continental, así como con la centroamericana Costa Rica, por la ubicación de su Isla del Coco.

Según la Cancillería de Ecuador con estos acuerdos, "el territorio marítimo nacional será 5,3 veces más extenso que el continental".

Hace más de medio siglo, Ecuador consolidó el régimen marítimo de las 200 millas de mar territorial, lo que le ha permitido establecer la frontera con Costa Rica.

Con Colombia, en junio de 2012, Ecuador estableció de mutuo acuerdo el punto geodésico en la desembocadura del río Mataje, en la frontera continental, desde donde parte el límite marítimo bilateral.

"No hay duda de que esta demarcación marítima estrecha los lazos de hermandad entre nuestros países", comentó Correa al insistir en que la fijación definitiva de las fronteras es "un gran paso en pro de la paz y el desarrollo".

Se trata, agregó, de un paso en el proceso de una nueva integración "que defiende el principio de soberanía de nuestros estados, el valor de la paz y el desarrollo con justicia social".