21 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 3 de abril de 2017, 13:37

Economistas prevén que Brasil crecerá un 0,47 % en 2017 tras dos años de crisis

Río de Janeiro, 3 abr (EFE).- Brasil crecerá un 0,47 % en 2017 tras dos años de retracción que hundieron a la mayor economía suramericana en su peor crisis económica en décadas, según proyecciones de economistas del mercado financiero incluidas en un sondeo divulgado hoy por el Banco Central.

Los analistas del mercado mantuvieron esta semana la misma previsión para el crecimiento del producto interior bruto (PIB) del país este año que habían calculado hace una semana pese a que el Banco Central revisó hacia abajo su propia proyección.

El organismo emisor redujo desde el 0,8 % hasta el 0,5 % su proyección para el crecimiento económico este año en un informe que divulgó el pasado jueves.

Los economistas de los bancos también mantuvieron en 2,40 % su previsión para la expansión de la economía en 2018, de acuerdo con el Boletín Focus, un sondeo entre un centenar de economistas de instituciones financieras que el organismo emisor divulga semanalmente.

De confirmarse las previsiones, Brasil finalmente superará la grave crisis económica que enfrenta desde 2015, cuando su economía se retrajo un 3,80 %, su peor resultado en 25 años. La recesión se prolongó hasta 2016, cuando el PIB encogió otro 3,60 %.

En cuanto a la inflación, los analistas redujeron su proyección para la variación de los precios este año desde el 4,12 % que calculaban hace una semana hasta el 4,10 % previsto en el sondeo divulgado este viernes.

Fue la cuarta semana consecutiva en que los especialistas redujeron su proyección para la inflación este año.

De cumplirse esta previsión, Brasil terminará 2017 con una inflación por debajo del centro de su meta, que es del 4,5 % para 2017, pero con una tolerancia a partir de un punto y medio porcentual, que eleva el techo máximo hasta el 6,0 %.

Desde 2009 el país no consigue una tasa de inflación inferior al centro de la meta impuesta por el Gobierno.

Brasil cerró 2015 con una inflación del 10,67 %, su mayor nivel en trece años, y el índice se ubicó en 2016 en el 6,29 %, dentro del límite máximo de tolerancia, que era entonces del 6,5 %.

Los analistas calculan que la inflación permanecerá bajo control y se ubicará en 2018 en el 4,5 %, exactamente en el centro de la meta del Gobierno.