24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
36°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 30 de abril de 2017, 01:00

Donald Trump redefine el carácter presidencial a base de impulsos y ego

EFE Y AFP

WASHINGTON - EEUU

Las formas cuentan tanto como el fondo en la Casa Blanca de Donald Trump, un presidente impulsivo, egocéntrico y visceral que ha roto las convenciones del “carácter presidencial” y generó un pulso entre su peculiar idiosincrasia y las arraigadas normas del sistema de Gobierno de EEUU.

Trump no es el primer presidente de Estados Unidos que ha sacudido las convenciones con su personalidad arrolladora, volátil y narcisista, sus toques de paranoia y sus tendencias vengativas: muchas de esas cualidades se atribuyeron al demócrata Lyndon Johnson (1963-1969) y al republicano Richard Nixon (1969-1974).

Pero el carácter de Trump, que cumplió 100 días en el poder, “no tiene comparación posible con ningún otro presidente de la historia moderna”, según Patrick Maney, un historiador de la universidad Boston College experto en la Presidencia. “Ni Johnson ni Nixon permitían que su volatilidad personal afectara a su actuación pública tanto como lo hace Trump”, dijo Maney.

“Trump gobierna por impulsos y emoción, a menudo sin importarle las consecuencias”, agregó el profesor.

Mientras que Nixon se contenía en público y se desataba en privado, algunos de quienes se han reunido con Trump fuera de los focos aseguran que se mostró razonable y dispuesto a escuchar, recordó Maney.

Otra diferencia clave, según el historiador político Julian Zelizer, es que Nixon “entendía más el sentido de las normas políticas y estaba dispuesto a adaptarse a ellas”.

“Trump, en cambio, muestra estas partes oscuras de su personalidad sin ningún sentido de precaución”, indicó Zelizer, que es profesor en la Universidad de Princeton.

Nada de esto sorprende a Gwenda Blair, autora de una biografía sobre Trump, que ha estudiado su carrera como magnate inmobiliario y no ve cambios en su carácter desde que llegó a la Casa Blanca.

“Está siendo completamente coherente con como era antes”, aseguró Blair, que es profesora de periodismo en la Universidad de Columbia y escribió The Trumps (2001), una biografía que cubre la vida de Trump, la de su padre y la de su abuelo.