4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 31 de agosto de 2016, 01:00

Don Vito Original abre las puertas para demostrar el trabajo interno

Tras la polémica de salubridad desatada en una empresa que trabaja de manera separada a la de Don Vito Original, esta última decidió abrir sus puertas al público en general para que puedan conocer las condiciones en las que trabajan dentro de la fábrica que distribuye a sus 30 locales el producto gastronómico.

La gerente de producción Laura Lajarthe se encargó de mostrar al equipo de ÚH cada departamento de la fábrica; desde la recepción de mercadería, pasando por el almacenamiento, preparación, hasta la cámara donde se encuentra el producto listo para ir al destino fijado.

La actividad arranca desde las 4.00 y los funcionarios, en horarios rotativos, se disponen a realizar sus actividades con los atuendos adecuados y con el previo proceso de higienización. Lajarthe comenta que en el lugar se produce cerca de 26.000 empanadas por día, elaboradas por cerca de 75 trabajadores.

En medio de las arduas labores se encontraba una mujer que a pesar de su avanzada edad, recorría el sitio con una gran lucidez, se trataba de doña Eloisa Rivaldi de Scura, fundadora de la empresa, hace 37 años.

La misma recuerda emocionada lo que comenzó como un pequeño emprendimiento. “Mis colaboradores eran mi marido y mis hijos y mi estrategia fue siempre el concepto de calidad, cantidad y buen precio”, resaltó.

Polémica. El video viralizado sobre las ratas en medio del lugar donde se preparaban las empanadas generó indignación y confusiones, ya que varias personas se dieron por enteradas de que existían dos empresas distintas que operaban con la misma marca; Don Vito Original y Don Vito Tradicional, actualmente clausurada.

La primera aclaró que el sitio en donde se encontraban los roedores no pertenecía a la familia, pero a pesar de ello, afirman que esto repercutió en las ventas. El local denunciado por insalubre pertenece a la viuda del hijo de doña Eloísa, quien tras la muerte de su marido decidió trabajar de manera separada. Se encuentran en litigio por la marca.