11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 24 de julio de 2016, 14:27

Docentes panameños anuncian el fin del paro indefinido y regresan mañana a clases

Panamá 24 jul (EFE).- Los gremios de docentes de Panamá que se mantenían en un paro indefinido desde el pasado lunes anunciaron hoy el fin de la huelga tras aprobar en una asamblea masiva un acuerdo alcanzando ayer con el Gobierno.

El levantamiento del paro fue avalado por la "inmensa mayoría" de unos 4.000 educadores que se congregaron hoy en la escuela República de Venezuela, en el centro de la capital, para analizar lo consensuado entre sus dirigentes y una Comisión de Alto Nivel del Gobierno, informó a Efe el líder gremial Luis López.

Este domingo, a las 18:00 hora local, los representantes docentes se reunirán de nuevo con las autoridades para firmar el acuerdo, que incluye un aumento salarial de 300 dólares mensuales a partir de julio de 2017 y el incremento progresivo del presupuesto de educación hasta el 6 % del producto interno bruto en 2019.

"Ahora queda estar atento al cumplimiento de los acuerdos por parte del Gobierno nacional", advirtió López durante una concentración de la que, dijo, los educadores saldrán a prepararse para el retorno a las clases, mañana.

"Toda la población debe estar vigilante de que se cumpla el aumento de inversión hasta el 6 % (del PIB) en el 2019", sostuvo el dirigente.

López explicó que aunque el aumento salarial aprobado por el Gobierno no está condicionado a evaluaciones de los maestros, en el acuerdo se contempla el máximo compromiso de los docentes para actualizarse y elaborar planes de mejora para elevar la calidad de la educación.

El ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles, dijo ayer que en un lapso de 30 días los docentes y la comisión que ha llevado la negociación deben incluir en un documento la matriz de evaluación y los preceptos de capacitación a los que estarán sujetos los maestros.

Este instrumento sería una reforma al Decreto 155 que dictó el Gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) meses antes de abandonar el poder, y que establecía tres incrementos salariales de 300 dólares en 2014, 2017 y 2020, de los cuales el primero fue pagado al comienzo de la Administración de Juan Carlos Varela.

El paro de 17 gremios de docentes inició el pasado lunes, por unas 72 horas, después de que los maestros, que exigían el cumplimiento del pago del año que viene, no vieran satisfecha su demanda porque el Gobierno pretendía distribuir ese aumento en al menos dos años (una parte en 2017 y otra en 2018).

Los maestros también pedían que se elevara el presupuesto de la educación del actual 4,6 % al 6 % del PIB, como establece una ley orgánica de 1995 que, han dicho los dirigentes, ningún Gobierno panameño ha cumplido.

El jueves, las bases sindicales anunciaron el paro indefinido, aunque la representación volvió a sentarse a la mesa con la Comisión de Alto Nivel, y el viernes el presidente Varela informó de que el aumento salarial exigido había sido incluido finalmente en el proyecto de presupuesto de 2017.

La representación retomó el diálogo ayer, sábado, cuando acordó el incremento progresivo del presupuesto educativo con la comisión, que incluye a cinco ministros.

Desde el inicio de la huelga las escuelas públicas siguieron abiertas y el Gobierno pidió que acudieran tanto los alumnos como los docentes, a los que ofreció un bono en "reconocimiento" por hacerlo, pese al paro.

Diversos sectores, como los empresarios y los padres de familia, se han opuesto a la huelga por considerar que no soluciona los problemas estructurales de la educación pública panameña.

La empresa privada, representada en la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), pidió el sábado a los docentes que se enfoquen en elevar la calidad del sistema, porque haber "duplicado" el gasto del Ministerio de Educación en los últimos siete años no se había expresado en mejoras reales.