4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 16 de octubre de 2016, 01:00

Docente aparentemente alcoholizado atropella y mata a agente de policía

El suboficial segundo de Policía José Antonio Echeverría (28) llevaba el informe del procedimiento en una barrera policial a la Jefatura de Central, cuando se cruzó con un móvil que se lo llevó por delante.

Un docente en evidente estado de ebriedad –que se negó a someterse a la prueba de alcotest– se llevó por delante con su automóvil a un suboficial de policía que circulaba en motocicleta. El agente murió a causa del tremendo golpe que se dio en la cabeza contra el cordón. Ocurrió en la noche del viernes, en el cruce de las calles Saturio Ríos y Defensores del Chaco, centro de San Lorenzo. El docente huyó del lugar sin quedarse a auxiliar al afectado, pero mediante una persecución policial pudo ser detenido.

La víctima, el suboficial segundo José Antonio Echeverría (28), quien prestaba servicios en la Comisaría 7ª de Ñemby, se desplazaba por la calle Saturio Ríos en una motocicleta Honda color blanco, propiedad de la Policía Nacional, en dirección a la Jefatura de Policía del Departamento Central, para entregar un informe policial. Eran aproximadamente las 23.00.

Por la otra transversal circulaba un automóvil Nissan color blanco, con chapa BXL 703, que estaba al mando de Óscar Luis Cristaldo Curtido (50), docente del Colegio Nacional de la Capital, quien se dirigía hacia la ruta 2 Mariscal Estigarribia; al cruzar, embistió al uniformado en motocicleta, según el reporte de la Comisaría 1ª Central.

El impacto fue violento, la motocicleta fue lanzada varios metros y en la caída el suboficial sufrió un golpe severo en la cabeza contra la vereda, que le causó la muerte prácticamente instantánea.

El docente huyó del lugar, pero en la cercanía estaba otra motopatrulla con un agente policial que –finalmente– fue el que persiguió al automóvil.

En las inmediaciones de España y Mariscal Estigarribia pudo aprehender a Cristaldo. En el automóvil hallaron una conservadora con tres latitas de cerveza, lo que hace presumir que estaba borracho.

Según la Policía, el docente se resistió tanto a su arresto como a someterse a la prueba de alcotest y quedó detenido en la Comisaría 1ª Central.

La fiscala Dora Nohl lo imputó por homicidio culposo, exposición al peligro en el tránsito terrestre, omisión de auxilio y obstrucción al resarcimiento al daño. Además, solicitó al Juzgado prisión para el docente, además de la alcoholemia debido a que existe presunción de su estado de ebriedad y se negó a la prueba de alcotest.