17 de agosto
Jueves
Parcialmente nublado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
miércoles 15 de marzo de 2017, 01:00

Disney revive clásicos y factura millones

Unos 4.000 millones de dólares recaudó Disney mediante la reversión de clásicos animados con personajes reales. Mañana, de la mano de la compañía llega La Bella y la Bestia, que promete ser éxito de taquilla.

A principios de los años noventa, Disney comenzó a desempolvar su catálogo de clásicos animados para convertirlos en filmes con actores de carne y hueso, una estrategia que hasta el momento le brindó ganancias de casi 4.000 millones de dólares.

Buena parte de los clásicos animados de Disney se basaron a su vez en los célebres cuentos para niños de los hermanos alemanes Grimm, que se publicaron por primera vez en dos volúmenes en 1812 y 1815.

La Bella y la Bestia, un cuento tradicional francés de mediados del siglo XVIII, cuyo filme animado Disney lanzó en 1991, se estrena mañana en Paraguay en una nueva versión con actores de carne y hueso, que ya generó polémicas.

PRODUCCIONES. En el listado de los multimillonarios remakes con actores de carne y hueso de la compañía de Hollywood figura la versión de El libro de la selva de 1994, basada en la animación homónima de 1967, y esta a su vez, inspirada en el libro de Rudyard Kipling de 1894, que logró una recaudación de 43,2 millones de dólares.

Otra cinta exitosa fue 101 dálmatas de 1996, basada en La noche de las narices frías de 1961, la cual reunió 320 millones de dólares, mientras que Alicia en el país de las maravillas de 2010, basada en la obra homónima de 1951, recolectó 1.000 millones de dólares para la compañía.

Maléfica de 2014, otro éxito de Disney basada en el clásico La bella durmiente de 1959, juntó 759 millones de dólares, mientras que Cenicienta de 2015, otro cuento de hadas basado en el título homónimo de 1950, percibió la cifra de 544 millones de dólares.

El libro de la selva de 2016, basado en la versión animada homónima de 1967, consiguió 967 millones de dólares, y Mi amigo el dragón de 2016, inspirada en Pedro y el dragón Elliott de 1977, que era mezcla de animación con actores de carne y hueso, logró 144 millones de dólares.

MÁS. Con la británica Emma Watson, la nueva película La bella y la bestia ya batió récords de preventa, anticipando a lo que sería uno de los filmes más taquilleros del 2017.

La nueva apuesta de Disney, quizás no tenga otra competidora este año que ofrezca tanta expectativa, al punto que su promoción de 90 segundos generó un récord de 92 millones de vistas en su primer día en línea. La cinta tuvo un presupuesto de producción y mercadeo de 300 millones de dólares, que recuperaría y superaría con cómodas ganancias.

Ya se convirtió en el filme con la mayor preventa en la historia, superando a Buscando a Dory que tenía el récord, según el sitio de ventas en línea Fandango, cuyos analistas proyectan 150 millones de dólares en este, su primer fin de semana de cartelera.

También sería la más polémica versión de Disney, con toda clase de críticas por redes sociales sobre su producción y elenco. Entre las críticas más triviales figuran la furiosa reacción al diseño del personaje de la señora Potts, que en esta versión no tiene como nariz el pitorro de la tetera.

La bomba estalló cuando se develó que Le Fou, el adulador cómplice del villano Gaston, interpretado por el comediante canadiense Josh Gad, era homosexual, siendo el primer personaje LGBT de Disney. El anuncio también motivó que el gobierno ruso considere prohibirla antes de darle clasificación para adultos. AFP, EFE