8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 14 de octubre de 2016, 06:43

Diseñadora querellará a policías que le plantaron droga

La diseñadora de calzados, Tanya Villalba, querellará a los policías que la detuvieron, por la extorsión a la que fue sometida según su denuncia.

El abogado de la joven, Inocencio González, informó que se siguen recolectando los datos para llegar a una conclusión verdadera del procedimiento policial realizado el lunes por la tarde sobre Mariscal López y Pedro Getto, de Asunción.

La intención es presentar una querella criminal contra los policías Gustavo Narváez, Arnaldo Lezcano y Petrona Ovelar, además de denunciarlos ante la unidad especializada de Derechos Humanos de la Fiscalía, para que los uniformados sean castigados por la supuesta implantación de cocaína en el vehículo de la diseñadora.

González agregó que varias personas pasaron por la misma situación que su cliente. "La ignorancia de nuestra gente ayuda mucho a que los policías sigan actuando de esa forma", lamentó en comunicación con Monumental AM.

La joven denunció que fue interceptada por los agentes policiales en la tarde del lunes. Luego de guiarla a un callejón le pidieron que abriera la ventana para una revisión. Salió del vehículo y observó durante el procedimiento cuando la suboficial ayudante comenzó a extraer dinero de su cartera, mientras otro oficial metía la cocaína dentro del automóvil.

En ese momento se alarmó, comenzó a filmar y reclamó a los uniformados el hecho. Según la joven, le pidieron G. 5 millones para dejarla libre. Llamó a su padre y a la prensa, lo que molestó a los policías.

Villalba pasó esa noche en la Comisaría 11ª y al día siguiente fue liberada. Presentó las pruebas a la Fiscalía que posteriormente ordenó la detención de los tres policías y del ahora relevado jefe de la Comisaría 11ª Metropolitana, comisario principal Sergio Paredes.

Los detenidos se exponen a una imputación por coacción grave, posesión de estupefacientes y privación ilegítima de libertad.