2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 10 de septiembre de 2016, 01:00

Dirigente campesino se pone a disposición del Ministerio Público

El dirigente del Movimiento Agrario Popular (MAP), Jorge Galeano, viajó desde Vaquería hasta Asunción para ponerse a disposición del Ministerio Público.

De esta manera, Galeano responde a las supuestas acusaciones del político colorado oficialista Javier Zacarías Irún y el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, acerca de que los dirigentes de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) son cercanos al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

“Lo que se busca con esto es criminalizar la manifestación del 20 de setiembre, y que nuestra causa no encuentre solidaridad de la sociedad”, se defendió Galeano.

Según el dirigente, tanto Zacarías Irún como el ministro Leite forman parte de una campaña que busca responsabilizar a cualquiera por los fracasos del Gobierno, como lo fueron las muertes de los ocho militares de la FTC en Arroyito, hace apenas dos semanas.

De hecho, uno de los pedidos de la CNI es la derogación de la ley que crea la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), porque consideran que dicha normativa no tuvo ningún resultado, y además, es inconstitucional, explicó Galeano.

Con respecto a las acusaciones, dijo que están analizando con los asesores jurídicos de la coordinadora, la posibilidad de accionar judicialmente. “Es un derecho movilizarnos”, resaltó.

Con respecto a la actividad del 20 de setiembre, Galeano dijo que están en plena etapa organizativa.

Se pretende realizar protestas en todas las cabeceras departamentales para llegar luego a Asunción, contó Galeano.

Durante esa semana, visitarán el Poder Legislativo y la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP).

El principal pedido de los campesinos es la condonación de sus deudas, debido a que nunca se concretó la compra de las deudas por parte del Banco Nacional de Fomento (BNF), tal como se comprometió el Gobierno en abril, luego de las primeras movilizaciones.