20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 27 de abril de 2017, 02:00

Diputados remite al archivo proyecto de enmienda y muere la reelección

Ante la presión ciudadana, de organismos nacionales e internacionales, los legisladores oficialistas se vieron prácticamente obligados a rechazar el polémico proyecto que generó una fuerte crisis política.

La iniciativa del oficialismo, de los liberales llanistas, oviedistas y luguistas, de forzar la enmienda constitucional que derivó en la mayor crisis política de los últimos años y que incluso costó la vida del joven dirigente del PLRA Rodrigo Quintana y la quema de una parte de la sede del Congreso, finalmente fue al archivo y no podrá ser tratada de nuevo en el lapso de un año.

Por 78 votos por el rechazo y una abstención, la de Ramón Duarte, del Frente Guasu, el pleno de la Cámara de Diputados decidió remitir al archivo el polémico proyecto por medio del cual se pretendía instalar la reelección presidencial para favorecer principalmente al presidente Horacio Cartes y al senador Fernando Lugo.

Un amplio debate se generó durante el tratamiento del documento, donde se escucharon nuevamente posturas a favor y en contra.

Desde el sector que se opone a la enmienda, uno de los expositores fue el liberal Víctor Ríos, quien realizó una descripción minuciosa de todo el proceso irregular que se desarrolló en la Cámara de Senadores, por parte de los 25 legisladores pro enmienda, y que ante ese hecho "la nota" remitida a la Cámara Baja ni siquiera debió tener entrada. "La nota ni siquiera tiene número de remisión. No existe como proyecto de enmienda", remarcó Ríos.

Señaló que se generó un pandemónium, porque cada rato se quiere enmendar el artículo 229 de la Constitución Nacional, "para cumplir con los afanes e intereses personales de algunos".

Indicó que varios de los oficialistas dicen que por una cuestión política piden el rechazo del proyecto, pero que los mismos "perdieron el debate político porque violaron la Constitución Nacional", y al mismo tiempo solicitó el envío del proyecto al archivo.

DEFENSA. Los colorados oficialistas, a pesar de que terminaron votando por el rechazo de la enmienda, se rebuscaron en argumentos para presentar una defensa a su postura, que luego de la renuncia del presidente Horacio Cartes a su pretensión reeleccionista prácticamente quedó en la nada.

En ese sentido, los cartistas Clemente Barrios y Bernardo Villalba, quienes en la Comisión de Asuntos Constitucionales dictaminaron por la aceptación del proyecto de enmienda, aseguraron que "nunca se violó" la Constitución y que el proceso que estaban realizando era para ratificar la legalidad y la legitimidad de la enmienda.

Sostuvieron que el proceso en el Senado existió y que incluso por eso algunos legisladores presentaron una acción de inconstitucionalidad al respecto. "No lo hacemos (el rechazo) porque se violó la Constitución, lo hacemos para restaurar la paz y por el diálogo", aseveró Villalba.

Como pocas veces sucede en las sesiones de Diputados, a excepción del liberal Édgar Acosta –quien sigue con su tratamiento médico en Brasil tras haber recibido disparos en la boca durante la manifestación antienmienda el 31 de marzo pasado–, todos los legisladores estuvieron presentes y siguieron atentos la sesión.