20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 25 de abril de 2017, 16:00

Diputados paraguayos tratarán el miércoles el polémico proyecto de reelección

Asunción, 25 abr (EFE).- La Cámara de Diputados tratará el miércoles el polémico proyecto de reelección presidencial, origen de violentos enfrentamientos a finales de marzo y cuyo rechazo fue dictaminado hoy por la Comisión de Asuntos Constitucionales de ese cuerpo legislativo.

El proyecto de reelección por la vía de la enmienda constitucional fue aprobado el 31 de marzo por un grupo de 25 senadores en una discutida votación que provocó esos hechos de violencia, con la quema parcial del edificio del Congreso y la muerte de un joven opositor.

La pasada semana, el presidente paraguayo, Horacio Cartes, anunció que no se presentaría en "ningún caso" a una reelección en 2018, desinflado ese proyecto, que estaba apoyado por el gubernamental Partido Colorado y por el Frente Guasú, del expresidente Fernando Lugo.

En su dictamen de hoy, la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja se posicionó por el rechazo del proyecto atendiendo a que uno similar fue presentado y archivado en noviembre.

De acuerdo a la normativa parlamentaria se necesita que pase un año para un nuevo tratamiento.

Tras ese dictamen, se espera que la Cámara de Diputados, donde es mayoría el oficialismo, se pronuncie en contra del proyecto en la sesión extraordinaria del miércoles, dijo hoy su presidente, Hugo Velázquez.

"La percepción es que se va a rechazar, no sé si se va hacer por unanimidad o no, pero la percepción que tengo es que prácticamente ya nadie tiene interés en la enmienda", declaró Velázquez a través de la página de la Cámara baja.

Los Diputados enviaron el proyecto a ese comisión la semana pasada, tras el anuncio de Cartes de descartar toda intención de ser reelegido en los comicios de 2018.

El polémico proyecto fue derivado a la Cámara baja el pasado 31 de marzo, cuando 25 senadores lo aprobaron en una cuestionada votación en la oficina parlamentaria del Frente Guasú, a puerta cerrada y sin la presencia del resto de legisladores y del presidente del Senado, Roberto Acevedo.

Posteriormente, Velázquez no dio entrada al proyecto en la Cámara baja debido a las protestas en contra que comenzaron frente al edificio del Congreso, que fue parcialmente incendiado por grupos de manifestantes.

Pasada la medianoche, y tras varios enfrentamientos entre policías y manifestantes, efectivos policiales asaltaron la sede del Partido Liberal, resultando muerto un joven opositor, presuntamente abatido por un agente.