21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
viernes 23 de junio de 2017, 02:00

Diputados cartistas y aliados frenan el desbloqueo y boicotean sesiones

La Cámara de Diputados no logró ayer el cuórum necesario para realizar la sesión extraordinaria y tratar los proyectos de desbloqueo de listas sábana y financiamiento político. Los oficialistas hicieron el vacío y no asistieron a la plenaria, lo que en términos prácticos significa un boicot a las sesiones.

En este último tramo de su presidencia, el diputado Hugo Velázquez, trató de lograr que se definan ambos proyectos para sanear el sistema electoral.

En conocimiento de la posición de los colorados oficialistas que no iban a participar, al igual que los liberales llanistas, el luguismo y algunos ausentes, el titular de la Cámara Baja no tuvo otra opción que levantar la sesión extraordinaria.

La sesión fue establecida para tratar exclusivamente los dos proyectos que ya vienen siendo objeto de análisis desde hace varios años y que esperan de una definición política.

En este sentido, el diputado Eusebio Alvarenga cuestionó a sus colegas que se ausentaron en la sesión extra de no permitir ni tan siquiera el análisis del desbloqueo y el financiamiento de las candidaturas y los partidos políticos.

“Lo que está aconteciendo, que es la ausencia de legisladores no es otra cosa que el desinterés total por sanear esta situación”, comentó Alvarenga ante una minoría que se quedó a deliberar estrategias.

Los oficialistas afirman que no darán cuórum hasta que el diputado Pedro Alliana, asuma la presidencia. Solo así darán continuidad a las sesiones plenarias.

El desbloqueo ya está aprobado en su proyecto en general pero faltan acuerdo sobre algunos puntos. Lo mismo sucede con el proyecto de financiamiento político que de hecho ya está vigente pero solo espera modificaciones. Estos son temas de interés ciudadano que se resienten a raíz del internismo político que se apoderó de la Cámara Baja.

Hasta tanto no haya acuerdos entre los bloques nadie sabe si habrá sesiones normales.

“Estas son las cosas que constituyen una ofensa para la gente y generan el descrédito hacia la clase política”, expresó el diputado liberal.

Oficialismo. La bancada oficialista de la Cámara de Diputados condicionó su participación en las próximas sesiones bajo la presidencia de Velázquez.

Aseguran que el titular del cuerpo colegiado viola el reglamento interno al no poner a consideración del pleno las mociones del sector.

“No podemos delegar al presidente facultades del pleno”, expresó el legislador cartista Bernardo Villalba, al tiempo de agregar que la semana entrante su bancada quiere reunirse con el titular saliente para hablar sobre el tema y tratar de llegar a un acuerdo. Dijo que solo si se cumplen las disposiciones internas se presentarán en las próximas sesiones. Caso contrario, analizarán no hacerlo hasta el cambio de autoridades, el próximo 1 de julio.

Boicot. Ya con anterioridad a esta nueva sesión frustrada, la del día miércoles se desarrolló en un ambiente caldeado lo que motivó que la sala haya quedado sin cuórum.

Esa vez la discusión solo duró una hora antes que se corte el diálogo ya que cada uno de los bloques, defendía su posición. El oficialismo estaba dispuesto a validar los cambios en la presidencia de la Cámara, el Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM). Los opositores y la disidencia colorada se opusieron a los cambios que consideran inconstitucionales.

Ninguno de 22 puntos se trató en la sesión de ayer pese a la urgencia de varios de ellos.

Velázquez había desafiado a los oficialistas y sus aliados a que si quieren atropellar la Constitución Nacional que se hagan cargo y no metan en la misma bolsa a los que están en contra y que desean que se toquen los temas pendientes.