21 de agosto
Lunes
Mayormente despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 29 de julio de 2017, 01:00

Diputado Acosta regresó y dice que no busca revancha

El diputado liberal Édgar Acosta, herido por la Policía durante las protestas registradas el 31 de marzo pasado en las inmediaciones del Congreso Nacional, regresó ayer del Brasil restablecido de sus heridas, luego de un largo tratamiento por 116 días y tras someterse a 7 cirugías.

El legislador fue recibido por el presidente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Efraín Alegre, otros representantes del oficialismo, colegas parlamentarios y una multitud de personas en la terminal aérea Silvio Pettirossi, incluyendo una banda de músicos.

Acosta aclaró que no le alienta ningún ánimo revanchista, considerando que le demandó casi 4 meses restablecerse de las heridas que le causaron efectivos antimotines durante los disturbios antienmienda constitucional que llegaron a su punto más elevado el 31 de marzo.

Emocionado por el recibimiento que halló a su arribo, en horas de la mañana, Acosta dijo que vuelve sin ánimo de venganza, pero sí de justicia para que se investiguen todos los hechos acontecidos el 31 de marzo y el 1 de abril. “Una investigación profunda, no solamente en relación al disparo que recibí, sino también a la quema del Congreso, lo relacionado a la Policía: si efectivamente fueron sobrepasados o fueron retirados, pero principalmente la muerte de Rodrigo Quintana”, dijo.

Indicó que los hechos sucedidos en las fechas referidas no deben repetirse en el país.

Aclaró que no cree en el sistema político del enfrentamiento. “Ya es hora de que la política realmente se fortalezca, tenga mejores actores, se hable de proyectos, y no más calificativos personales”.

Precisó que viene con muchas ganas de seguir colaborando en el equipo País, la Lista 100. “Ya es la hora de que los políticos se saquen de la cabeza que llegan a los cargos para sacar ventajas particulares”. Respecto a su partido, que atraviesa por una profunda división, dijo que cree en el diálogo y que la unidad se puede dar, pero no sin que se reconozca que una parte del partido se equivocó.

Indicó que los intereses políticos jamás tienen que primar sobre el derecho. “Se puede hablar de unidad, pero sobre la base de que haya arrepentimiento. Que digan: nos equivocamos”, resaltó aludiendo al llanismo que apoyó el intento de enmienda constitucional.