9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 2 de septiembre de 2016, 01:00

Dilma Rousseff lanza contraofensiva

La ahora ex presidenta brasileña Dilma Rousseff inició su contraofensiva: menos de 24 horas después de ser destituida por decisión del Senado, su defensa pidió este jueves a la Corte Suprema anular el proceso y hacer otro juicio.

El Senado votó, con un holgado 61 a 20, a favor de la destitución de Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), acusada de haber violado la Constitución al aprobar gastos a espaldas del Congreso y financiar al Tesoro atrasando pagos a la banca pública.

Rousseff, que siempre proclamó su inocencia, dijo que la decisión consumaba un golpe de Estado parlamentario. “Es un fraude contra el que vamos a recurrir en todas las instancias posibles”, advirtió la economista y ex guerrillera de 68 años.

Su abogado defensor, José Eduardo Cardozo, que además fue su ministro de Justicia, introdujo el jueves la primera de dos apelaciones previstas ante la Corte Suprema.

Dilma abandonará pronto la bellísima y lujosa residencia presidencial de Brasilia... Pero su vida posimpeachment tal vez no sea tan mala después de todo. Pasa a engrosar la población de cerca de 12 millones de desempleados en la principal economía de América Latina. Y saldrá por última vez del Palacio de Alvorada, la residencia presidencial, junto a su perro salchicha Fafa.

Tendrá que redescubrir una vida sin el avión presidencial o el ejército de secretarios, asesores, cocineros, guardias, que tenía a disposición. Sin contar con el sueldo mensual de casi 30.000 reales (unos USD 9.200) que recibía junto a otros beneficios, por liderar este país de 206 millones de habitantes.

Regresará ahora a su modesto apartamento de Porto Alegre, la capital del estado de Rio Grande do Sul (sur), donde construyó su carrera política y donde vive su familia.

Tiene 30 días para salir de Alvorada, con la mudanza pagada por el Estado y el derecho a usar un avión de la Fuerza Aérea por última vez, según el diario Folha de São Paulo.

Tendrá derecho además a tener, en su carácter de ex presidenta cuatro guardias, dos asistentes y dos choferes.