3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 9 de noviembre de 2016, 01:00

Dijo no saber del secuestro, pero recibió G. 1 millón

Otro de los policías acusados por el secuestro exprés declaró ayer ante el Tribunal de Sentencia que los juzga. Negó los hechos, pero admitió que recibió un millón de guaraníes de su jefe, el coprocesado Carlos Donato García.

Se trata del oficial primero Eugenio Luis Álvarez Villalba, otro de los procesados. También declaró la coacusada suboficial segunda Mirta Concepción Ayala Rivas, que negó los hechos. El subcomisario Carlos Donato García no quiso prestar indagatoria.

La pasada semana había declarado el suboficial mayor Jorge Raúl Arzamendia, que reconoció que recibió una coima, pero que no secuestró ni detuvo en forma ilegal a la denunciante, ya que fue hallada con cocaína.

Ayer, ante las juezas Gloria Hermosa, Mesalina Fernández y Alba González declararon los policías.

Álvarez señaló que habían realizado un trabajo de inteligencia y que así llegaron a la denunciante en esta causa, Virginia Benítez, a quien detuvieron presuntamente con cocaína el 7 de octubre del 2013. Negó que haya participado del hecho con relación al secuestro o extorsión. Explicó que acompañó a Arzamendia en la cooperativa y que este le dio un paquete.

Cuando las juezas le consultaron qué tenía el paquete, explicó que había 17 millones de guaraníes. Refirió incluso que al finalizar el procedimiento, el subcomisario Carlos Donato García le dio un millón de guaraníes.

Refirió que cree que la denuncia es porque tal vez le molestaban y que todo se preparó en Tacumbú.

LA MUJER. Por su parte, la acusada Mirta Concepción Ayala indicó que ella salía de su guardia cuando el coprocesado Arzamendia le dijo que iban a hacer un procedimiento y que habría mujeres, por lo que le pidieron que vaya.

Alegó que detuvieron a Virginia Benítez y a su hija Laura Carolina Bogado Benítez con droga y que luego de eso, la llevaron a la sede policial, donde se labró acta. Remarcó que luego le pidieron que fuera a la cooperativa, pero que no sabía nada de lo demás. Alegó que luego se retiró.