10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 4 de noviembre de 2016, 20:28

Diálogo político entre Gobierno y oposición venezolana continúa contra reloj

Caracas, 4 nov (EFE).- El proceso de diálogo político que inició el domingo en Venezuela continúo hoy, aunque la oposición ha impuesto un corto plazo de tiempo al Gobierno de Nicolás Maduro para decidir si continua en la mesa, lo que este consideró un "ultimátum" que amenaza el proceso de conversaciones.

El diálogo ha avanzado esta semana entre la insistencia del Gobierno de permanecer en el poder y la amenaza de la oposición de que abandonará las conversaciones si no arrojan resultados concretos en una semana, específicamente en lo referente a la convocatoria a un proceso electoral.

La petición opositora fue respaldada hoy por el enviado de Estados Unidos para apoyar el proceso, el subsecretario de Estado Thomas Shannon, quien resaltó que las conversaciones deben desembocar en "algún tipo de agenda electoral" que garantice a los venezolanos "que van a tener la oportunidad de votar".

Luego de seis días de encuentros, ninguna de las dos partes ha ofrecido detalles de los acuerdos a los que se ha podido llegar, por lo que las declaraciones públicas y advertencias de ambas partes son los únicos resultados que los venezolanos pueden inferir por el momento de la mesa de diálogo.

La oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), insistió en que el principal objetivo que quiere alcanzar con estos encuentros es "la salida electoral a la crisis".

El dos veces candidato a la presidencia de Venezuela Henrique Capriles, y principal promotor del referendo que buscaba revocar el mandato de Maduro, advirtió hoy de que si el diálogo activado en Caracas no ofrece resultados en una semana, el país entrará en un escenario "peligroso" de incertidumbre.

"O el día 11 (de noviembre) -cuando está fijada la segunda reunión general de diálogo- hay un resultado concreto, una manifestación clara de que esto va para algún lado, o ese diálogo el Gobierno lo mató, lo asesinó, y Venezuela entra en una etapa de muchísima incertidumbre, muy peligrosa, que no la queremos", dijo Capriles.

Por su parte, el líder opositor encarcelado Leopoldo López dijo que espera que la oposición se levante de la mesa de diálogo si esta no trae "resultados concretos y rápidos" y respaldó la posición de su partido, Voluntad Popular (VP), de no acudir a las conversaciones al considerar que "no hay condiciones" para dialogar.

La MUD también pidió que se abra un "canal humanitario" para que lleguen alimentos y medicinas que escasean en el país caribeño, la liberación de los que califica de "presos políticos", y el respeto a la autonomía de los poderes públicos que, a su juicio, en la actualidad son regidas por el oficialismo.

Según el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, "esos son los objetivos y ninguno es más importante que otro, los cuatro son urgentes y los cuatro están siendo burlados de manera simultánea".

Los dirigentes chavistas consideraron hoy que esas exigencias de la MUD representan una suerte de "ultimátum" que "amenaza" el proceso.

El alcalde del municipio Libertador de Caracas y representante del Gobierno en las mesas de diálogo, Jorge Rodríguez, aseveró que en diez días no van a "llegar a acuerdo de nada" y sugirió "buscar puntos de encuentro" entre las partes.

Por parte del Gobierno, la única solicitud que se ha hecho pública es su petición de que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, vuelva al camino de la legalidad luego de que se declarase en desacato al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), máximo tribunal venezolano.

La otra, más implícita, es su permanencia en el poder en Venezuela una vez que el jefe de Estado ha asegurado que "la revolución va a continuar" y que la oposición no volverá a la sede del Gobierno "más nunca".

Maduro ha exhortado también a sus opositores a mantenerse en la mesa del diálogo.

Entretanto, el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, invitó al Gobierno y a la MUD a "no crear falsas expectativas sobre los resultados del diálogo en el plazo inicial acordado" hasta el 11 de noviembre.

"Estamos construyendo espacios de confianza en el diálogo para luego abordar los temas fundamentales, esta semana avanzamos", afirmó Samper en la red social Twitter.