26 de marzo
Domingo
Tormentas
22°
26°
Lunes
Tormentas
21°
28°
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
31°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 29 de agosto de 2016, 18:25

Detienen a opositor venezolano señalado de un plan violento ordenado por EE.UU.

Caracas, 29 ago (EFE).- Las fuerzas de seguridad del Estado venezolano detuvieron hoy al dirigente opositor Yon Goicoechea, informó el diputado oficialista Diosdado Cabello en un acto televisado en el que aseguró que el antichavista planeaba acciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro ordenadas por Estados Unidos.

"Ese señor (Goicoechea) fue entrenado por el imperio norteamericano durante años (...) él se fue de Venezuela, alguien le dio 500.000 dólares, (pues) parece que se le acabaron los reales y quiere venir a buscar sangre, le dieron la tarea allá en Estados Unidos", dijo Cabello.

Aseguró que el opositor, reportado como secuestrado durante horas por la alianza de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD), portaba cordones detonantes para explosivos al momento de su detención.

Se refirió además a las redadas policiales registradas en las últimas horas en las residencias de varios dirigentes opositores y afirmó que no se trata de persecución política sino de actuación de las fuerzas del seguridad del Estado.

"Hoy actuaron los organismos del Estado, y seguirán actuando, porque nosotros preferimos un millón de veces encarcelar con tiempo a un asesino que una gota de sangre de un venezolano vaya a correr en las calles de Venezuela, porque eso es lo que ellos (opositores) buscan, un muerto", agregó.

Goicoechea es miembro del partido Voluntad Popular, fundado y liderado por el opositor encarcelado Leopoldo López, y perteneció al movimiento estudiantil que protagonizó una oleada de protestas antigubernamentales en el 2007.

La MUD convocó a una multitudinaria movilización este jueves en Caracas para presionar por un referendo revocatorio presidencial, iniciativa que ha sido vista como un plan de insurrección por el Gobierno que ha detenido al menos a tres personas que, según el chavismo, planeaban actos violentos este 1 de septiembre.