27 de septiembre
Martes
Despejado
15°
33°
Miércoles
Despejado
18°
36°
Jueves
Muy nublado
19°
35°
Viernes
Muy nublado
18°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 8 de septiembre de 2016, 01:00

Detienen a joven que asaltó y tomó de rehenes a una pareja de abuelos

El hecho, que parece sacado de un guion cinematográfico, sucedió en el barrio Jara de Asunción. El asaltante maniató a tres integrantes de una familia; sin embargo, estos pudieron llamar al Sistema 911.

Pasadas las 12.00 de ayer, cuando sacaba la basura en la vereda de su casa, Cicinio Ninón Arias (69), fue sorprendido por Pedro Fabián Benítez (22), quien apuntándolo con un cuchillo en el cuello, le obligó a entrar a su domicilio, ubicado sobre las calles Venezuela y Teniente Boss, del barrio Jara de Asunción.

Dentro de la casa estaba la esposa de la víctima y también su nieto de 9 años. El delincuente los maniató a todos y los puso acostados boca abajo. Allí comenzaron a pasar los minutos, que fueron los más largos de su vida para Cicinio, un jubilado bancario que solo se dedica a su familia, su esposa Benita Alvarenga y el nieto de 9 años.

Mientras, el delincuente recorría la casa buscando objetos de valor. En una mochila que traía consigo el joven desconocido comenzó a cargar las pertenencias de la familia, todas las que cabían, que fueron cuatro teléfonos celulares, una computadora portátil, una impresora, ropas, zapatos y herramientas varias.

En un momento en que el asaltante se encontraba en la planta alta de la vivienda, la señora Benita, en un gesto de supervivencia, pudo desatar el nudo del piolín con la que la habían atado las muñecas y sacó un teléfono celular que tenía en el bolsillo y llamaron al Sistema 911.

"Estábamos boca para abajo, como en las películas, saqué mi teléfono que era chiquito. No sé cómo me desaté y le pasé el teléfono a mi marido que llamó al 911 y dijo que se trataba de un asalto y pidió a los agentes que rompan el portón", relató la mujer.

Minutos después llegaron los agentes policiales, que ingresaron a la casa y lograron detener a Pedro Benítez y llevarlo hasta la comisaría.

"Yo les dije que se sienten, que se tranquilicen, que nada les iba a pasar a ellos. Nunca se me pasó por la mente hacerles daño", comentó el joven, que permanece detenido en la Comisaría 20ª Metropolitana.

El hombre, que no tiene antecedentes, quedará a disposición de la Fiscalía, donde iniciará prontuario.