10 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 10 de agosto de 2016, 18:57

Detenido un exmilitar deportado de EE.UU., implicado en una masacre en Guatemala

Guatemala, 10 ago (EFE).- El exmilitar guatemalteco Santos López Alonzo fue detenido hoy luego de ser deportado de Estados Unidos por pesar en su contra una orden de arresto por presuntamente haber participado en una masacre durante el pasado conflicto armado (1960-1996).

El portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC), Jorge Aguilar, dijo a periodistas que López fue capturado en el Aeropuerto Internacional de La Aurora, donde llegó deportado desde Washington acusado de delitos contra los deberes de la humanidad y asesinato.

La Fiscalía informó que López tenía una orden de captura internacional desde 1999, pero no fue localizado hasta el año 2014, cuando se empezó a coordinar con la Interpol de Washington el apoyo para la búsqueda y captura del exkaibil (agente de élite) guatemalteco.

Al exmilitar se le implica en la masacre conocida como "Dos Erres", perpetrada por miembros del Ejército en diciembre de 1982 en el municipio de La Libertad, del departamento norteño de Petén.

En esa masacre fueron asesinadas 201 personas, entre hombres, mujeres y niños.

En agosto de 2011 el Tribunal Primero de Alto Riesgo condenó a 6.060 años de prisión a Manuel Pop, Reyes Collin Gualip y Daniel Martínez Hernández, exmiembros de la Escuela de Kaibiles por los delitos de asesinato y deberes contra la humanidad.

Mientras que el exteniente Carlos Carías fue sentenciado a 6.066 años de cárcel por esos dos delitos y el de hurto agravado.

Durante la masacre, recordó la Fiscalía, los kaibiles efectuaron "actos de suma crueldad contra la población", incluyendo niñas y niños, realizaron violaciones, efectuaron interrogatorios con tortura, y utilizaron armas de fuego, granadas y objetos contundentes para asesinar a los pobladores.

Las exhumaciones realizadas entre 1994 y 1995 lograron individualizar un mínimo de 171 personas, aunque los testigos de las familias aseguraron que fueron más de 201 personas asesinadas.

La matanza de las "Dos Erres" es una de las 669 que quedaron documentadas en el informe "Memorias del Silencio", que elaboró la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH) y que dio a conocer en 1999.

El conflicto armado que desangró Guatemala entre 1960 y 1996 dejó unas 250.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.