3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 9 de julio de 2016, 01:00

Destacan potencial para la carne natural en Paraguay

Es intención de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) certificar cada vez mayor cantidad de establecimientos como productores de carne natural, indicaron representantes del gremio en una charla que se llevó a cabo en el salón social de la asociación, en el marco de la Expo 2016.

De hecho, hay mucho potencial debido a que ya hay unas 743.814 cabezas de ganado, cuyos dueños manifestaron interés y que reúnen las características para ser certificadas como tal, indicó Carlos Pereira, de la ARP.

Los datos presentados fueron recabados conjuntamente con la Fundación Solidaridad, organización comprometida con el avance de la carne natural.

Los más de 700.000 animales identificados pertenecen a 287 productores, comentó Pereira. El número de cabezas de ganado criados para ser carne natural todavía es ínfimo, teniendo en cuenta que el hato bovino total del Paraguay supera las 14 millones de cabezas.

Sin embargo, el potencial está ahí y esperan un avance a partir de la iniciativa de la ARP y de la fundación.

Diferencias. La carne natural logra un valor diferenciado del producto, debido a que se ajusta a requisitos que incrementan su calidad y son favorables al medio ambiente y los mismos animales.

“Esto sirve para aumentar el valor de la carne, tanto para el consumo local, como para el mundo”, dijo por su parte Hugo Sánchez, presidente de la Fundación Solidaridad.

De acuerdo a un manual distribuido por La Rural a los productores interesados en certificar su carne como natural, hay varios estándares para lograr este título.

Primeramente, al animal no se le debe administrar hormonas, algo que de hecho está prohibido para el ganado bovino.

Tampoco debe consumir antibióticos ni subproductos de origen animal. Los animales deben tener origen y procedencia verificada, deben ser criados a cielo abierto –nunca confinados–, y alimentados con pasto. Los establecimientos deben tener licencia ambiental.