7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
viernes 29 de julio de 2016, 01:00

Después no lloren

Por Iván Lisboa – ilisboa@uhora.com.py
Por Ivan Lisboa

Las campanas de la Catedral Metropolitana retumban en el centro capitalino. Son las 16.00 de un jueves para nada entrañable. Mientras Fulano, Mengano y Zutano llegan al tradicional bar de Estrella y Alberdi tras finalizar la jornada laboral, la llovizna pronosticada para el fin de semana decide adelantarse y empieza a caer tenuemente sobre el casco histórico.

Ya sentados en una mesa para cuatro, los tres amantes del café negro, el pan con manteca y el jugo de naranja empiezan a discutir sobre fútbol. Les molesta que la Asociación Paraguaya de Fútbol solo se centre en la búsqueda de técnicos extranjeros para la Selección y menosprecie a los entrenadores locales.

Pero debido a peleas anteriores, ya acordaron no hablar más de fútbol ni religión, aunque sí de política. Mientras hojean los diarios matutinos, Fulano se detiene en la página 13 del diario Última Hora y lee en voz alta: "Al final, concejales deciden que el Metrobús no pase por San Lorenzo". "¡Ndi!", agrega Mengano, mientras que Zutano solo opta por mover la cabeza en desaprobación, ya con tantos años encima que poco le toma por sorpresa.

Asuncenos de nacimiento, pero sanlorenzanos por adopción, Fulano y Mengano recuerdan aquel 1 de noviembre del año pasado, cuando fueron visitados por Ignacio Brítez y Nelson Peralta. Los concejales electos dos semanas después les habían prometido, como uno de sus pilares, impulsar políticas públicas para mejorar el caótico tránsito y el nefasto transporte público que reinan actualmente en la Ciudad Universitaria.

Sorprendidos por la inusual visita de los políticos en los barrios, rememoran que hasta incluso subieron varias fotos con los concejales en sus cuentas de Facebook. Mientras buscan esas imágenes para eliminarlas rápidamente de la red social, se lamentan por no haber escuchado a Zutano, quien les advirtió ese mismo domingo que detrás del poder de convencimiento de Brítez y Peralta solo había un frívolo objetivo: el rekutu.

De hecho, les recordó que Peralta, el hermano del ex rector de la UNA (Froilán Peralta), en ese entonces ya llevaba dos décadas como concejal y les preguntó si recordaban alguna gran obra impulsada por el edil colorado.

"Después no lloren", les había advertido Zutano, nacido, criado y malcriado en el barrio Obrero de Asunción.

Pero Fulano y Mengano, colorados de pura cepa, el 15 de noviembre de 2015 fueron hasta el Colegio Nacional y decidieron darles el sí a los candidatos de su partido.

La habitual reunión de los jueves terminó abruptamente a las 16.20.

La noticia amargó tanto a los sanlorenzanos que ni siquiera probaron el café y se fueron sin dejar propina. Pero ahora ya no vale llorar.