6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 15 de octubre de 2016, 01:00

“Desgraciaron la vida de mi hermano que es el sostén de nuestra familia”

Familiares del joven Ricardo Adrián Ortellado (26), cuya pierna fue amputada tras una herida que le propinó un motochorro, lamentan la desgracia. Piden ayuda económica y sobre todo justicia.

Ricardo Adrián Ortellado (26) no podía moverse en la cama del Hospital de Trauma, no quería hablar del violento asalto del que había sido víctima el pasado martes en Asunción; solo quería tomarle de la mano a su madre y apretarla fuertemente. Pero la herida de bala en el muslo se complicó y el miércoles decidieron los médicos amputarle la pierna. Aún no despertó del coma inducido y sus familiares no saben cómo decirle que le quitaron una pierna.

"Desgraciaron la vida de mi hermano, que es el sostén de mi familia, el papá de la casa, de mi hija", se lamenta su hermana Verónica, al hablar sobre la decisión que tomaron los médicos de amputarle el miembro inferior al funcionario del Ministerio de Educación.

Ricardo trabaja en la sección Informática de dicho Ministerio y a la salida del trabajo, aproximadamente a las 16.30, sobre la avenida Perú y Honduras, se registró el violento asalto que cambió su vida.

"Es un joven tan bueno, tan tímido y muy trabajador, donde había curso él se inscribía para formarse. Su familia era lo primero para él; le perjudicaron demasiado estos delincuentes", reclama acongojada Verónica, quien se instaló en el Hospital del Trauma al lado de su hermano.

"Nosotros estamos preocupados por lo que vendrá, porque mi hermano va a necesitar un tratamiento largo, terapias y prótesis. Somos una familia sin poder económico y comenzamos a pedir ayuda, porque a él no le debe faltar medicamentos", sostiene la hermana mayor de la víctima de motochorros.

SEGUNDO ASALTO. Verónica comenta que no hace más de un mes aproximadamente intentaron asaltar a su hermano en Asunción. Lo que llamativamente manifiesta es que los motochorros que le despojaron de su teléfono el pasado martes tienen las mismas características de los delincuentes que aquella vez le intentaron despojar de sus pertenencias a punta de arma de fuego.

Ricardo fue atacado por dos motochorros el pasado martes a la salida de la oficina ubicada sobre la calle Pa'i Pérez, de Asunción. Mientras iba a consultar con un odontólogo se comunicó por teléfono con su madre. Se desplazaba por la avenida Perú y Honduras, cuando dos motochorros se le fueron encima.

Al percatarse de la intención de los delincuentes, intentó evadirlo y la conversación telefónica del joven terminó.

En ese instante descendió el acompañante y atropelló con el arma de fuego en mano al trabajador. Ricardo trató de correr, pero el delincuente lo agarró de la mochila y lo tiró al piso. La víctima trató de zafar, pero, el ladrón se apoderó de su teléfono celular y le disparó estando ya en el suelo.

Luego, el asaltante abandonó el lugar y la víctima quedó tendida en la vereda de una casa, cuya cámara de seguridad captó el momento. El joven fue auxiliado y llevado al Hospital del Trauma y allí confirmaron que el proyectil destrozó una arteria principal y por eso tuvieron que amputarle el miembro inferior.

Los familiares piden que los ciudadanos de buen corazón donen sangre, porque el joven perdió mucho a causa de una hemorragia. Cualquier ayuda pueden acudir con Verónica a través del (0961) 640-544.