3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 4 de agosto de 2016, 01:00

Desde la nueva ley, negocio de tarjetas cayó USD 42 millones

Conforme a datos que dio a conocer ayer el Banco Central del Paraguay (BCP) en su reporte sobre indicadores financieros, desde la aplicación de la Ley de Tarjetas Nº 5476/15, los bancos ya han perdido unos USD 42,03 millones en su saldo acumulado por la disminución de compras con este sistema de crédito.

La ley rige desde setiembre del año pasado, pero empezó a aplicarse efectivamente en el mes de octubre y, los indicadores muestran desde su vigencia un sensible golpe para el sistema financiero y los comercios adheridos a las promociones.

Si bien el Banco Itaú muestra una disminución del 9% en su saldo acumulado, por su liderazgo en el volumen de clientes, que supera los 300.000 plásticos, en cifras concretas su disminución significa unos USD 26,3 millones.

La ley de tarjetas ha significado también disminuciones significativas en el saldo acumulado para bancos como Familiar, que tuvo una reducción de USD 6,2 millones; Visión USD 5,3 millones y Continental con una disminución de USD 4,8 millones.

No obstante, hay entidades como Regional, Amambay, Sudameris que aumentaron su nivel de saldo acumulado; pero como su enfoque de negocios esta orientado hacia otros segmentos del crédito, la cartera de clientes con tarjetas es de estos bancos es muy inferior a los antes citados.

En junio la tasa máxima de interés para tarjetas de crédito de los bancos estuvo en torno a los 19,70%, lo que significa una disminución de 28,44 puntos porcentuales respecto al nivel que se promediaba en junio del año pasado en 48,14%.

Las entidades bancarias que apuestan fuerte al negocio de tarjetas han reactivado desde febrero de este año sus promociones buscando alternativas para recuperar ante la caída del saldo acumulado.