17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
29°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 19 de marzo de 2017, 01:00

Desafíos del Mercosur

¿Cómo integrarse a una zona de libre comercio si sus mayores países, Brasil y Argentina, son los más proteccionistas de América Latina y el Caribe? Además, precisamente estos megapaíses son también en los últimos tiempos los de mayor crisis en Sudamérica, con dificultades nunca vistas en Brasil por su virulencia durante 2015 y 2016, así como por su vigencia durante más de una década en Argentina. Por otro lado, ¿cómo hacerlo si el comercio exterior intrazona es hoy en día menor que el existente antes de su creación con el Tratado de Asunción el 26 de marzo de 1991?! http://economiavirtual. com.py/web/pagina-general.php? codigo=10871 ¿Qué recomendar a sus menores países fundadores, Paraguay y Uruguay, ante esta sorprendente coyuntura negativa después de 26 años? ¿Y qué hacer con asociaciones en cierne, como la de Bolivia, ante los aranceles nada atractivos, vigentes hoy en día? http://www.eldeber.com.bo/ opinion/De-la-desaceleracion-a-la-recuperacion-20161224-0028.html

LA REGIÓN EMPEORA. Viéndolo en forma retroactiva en este cuarto de siglo pasado, los resultados del Mercosur son más decepcionantes que estimulantes. ¿Cómo solucionar los problemas de fuste que azotaron su existencia si se sigue haciendo lo mismo? El Mercosur demuestra en los hechos que efectivamente en estas latitudes nunca es tarde... para empeorar! Veamos las circunstancias actuales en sus 4 países fundadores. La notoria excepción positiva es Paraguay.

ARGENTINA. En la visión optimista de su Gobierno actual, el mayor país del Río de la Plata crecerá este año en 3,5%. Hoy la meta de inflación es 17% y la expectativa del sector privado es 20,8%. La pobreza crece al 33% y alcanza a 13 millones de personas. El déficit fiscal ronda el -4,7% y su deuda pública por encima del 50% del PIB.

BRASIL. El mayor país de América Latina, ha empezado el 2017 con un récord de casi 13 millones de desempleados, el 12% de su población económicamente activa. Su inflación ronda el 9% anual y el déficit fiscal es uno de los mayores en su historia: -7,9%. Estimaciones fidedignas prevén un crecimiento cercano a 0% este año y una expansión de 1,2% el próximo. Deuda pública: Por encima del 60% del PIB.

URUGUAY. En 2017, el crecimiento de su PIB estará por 1,3%, la inflación por 8,8 anual, su déficit fiscal por -3,3% y su desempleo por 8,5%. Deuda pública alrededor del 40% del PIB.

PARAGUAY. Dentro de la región, la coyuntura de nuestro país en los últimos años es la mejor. Nuestro crecimiento estará en torno al 3,7% anual en 2017; la inflación estará por debajo del 5%; el déficit fiscal por -1,6%, el desempleo por el 6%; altas reservas monetarias internacionales por 7.187 millones de USD y la deuda pública por 23% del PIB.

BUENAS INTENCIONES. El 7 de febrero de 2017 los presidentes de Brasil y Argentina, Michel Temer y Mauricio Macri, se comprometieron en Brasilia a “derribar las remanentes barreras comerciales entre ambos países” y avanzaron en acuerdos para potenciar al Mercosur. Coincidieron en la necesidad de ampliar sus vínculos a otros países, como México. Días después, Macri y la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunciaron la convocatoria a un debate de los cancilleres de los dos grandes bloques regionales, el Mercosur y la Alianza del Pacífico, que podría interpretarse como el fin de la etapa populista del Mercosur. El canciller chileno Heraldo Muñoz dijo entonces que “ambos países no están de acuerdo con las señales de proteccionismo que vienen de distintos lugares. Lo que se ha acordado es oponer al proteccionismo la apertura más integración. http://www.lanacion.com.ar/1989942-la-nueva-era-del-mercosur-que -llega-tras-el -populismo.

Dada la experiencia acumulada en el Mercosur en el cuarto de siglo de su existencia, harán falta más que declaraciones bien intencionadas de sus líderes para reencauzarlo hacia mejores indicadores de coyuntura y una mayor integración intrazona. Ojalá las próximas negociaciones con la Unión Europea marquen el inicio de una nueva época, en esos términos.