28 de junio
Miércoles
Mayormente nublado
17°
28°
Jueves
Mayormente nublado
17°
26°
Viernes
Nublado
15°
23°
Sábado
Muy nublado
14°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 27 de diciembre de 2016, 01:00

Desacuerdo sobre sistema judicial perjudica a usuarios

La Corte Suprema aprobó el 19 de julio la implementación de la Plataforma de Informes Judiciales Electrónicos a través de una acordada, que en su primera versión contiene las opciones de Informes de Antecedentes Penales Particulares, y un nuevo servicio de informe judicial. Esto es con el objetivo principal de acabar con la morosidad y darle transparencia, eficacia y seguridad, según habían mencionado desde el Palacio de Justicia.

Sin embargo, desde el 28 de noviembre recién estuvo disponible para la ciudadanía, y a tan solo un mes de su creación ya empiezan a salir a luz las falencias de la nueva plataforma digital.

Una de las usuarias, Liliana Díaz, denunció ante los medios de comunicación que “no hay un acuerdo entre el Poder Judicial y el Ministerio de Relaciones Exteriores”.

La mujer comentó que se presentó ante la Corte Suprema para solicitar el antecedente penal de su madre, que reside en España. La misma necesita con suma urgencia dicho documento para iniciar los trámites de nacionalización. Pero ninguna de las dos instituciones le dan una solución al problema.

“El documento me imprimieron en el Poder Judicial, llevé a Relaciones Exteriores y me dijeron que no está firmado ni sellado y que no pueden aceptar porque creen que yo imprimí desde mi computadora en mi casa”, explicó la mujer con la voz temblorosa por la impotencia.

Indicó que efectivamente no hay un acuerdo entre ambas instituciones, ya que una vez que se presentó en la Cancillería no aceptaron el documento, porque no se les avisó del nuevo formato, que implementa un código de barra (ver imagen).

Díaz acotó que hace veinte días que está tramitando el documento, tiene el recibo de pago de la Cooperativa Judicial, pero aún no puede dar trámite al mismo. “Es una vergüenza, nadie se hace responsable, ambas instituciones se lavan las manos; mientras tanto, nosotros salimos perjudicados”, se lamentó.