10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
domingo 10 de julio de 2016, 18:55

Denuncian que en hospital de San Pedro no quieren entregar a un bebé

Padres de un bebé de 19 días denunciaron que en el Hospital de San Pedro de Ycuamandyyú no le quieren entregar a su bebé para trasladarlo a un hospital en Asunción.

Carlos Marcelo Aquino | San Pedro

Los padres señalaron que el bebé nació por cesárea, salieron de alta al tercer día pero como el recién nacido no paraba de llorar volvieron al hospital y la criatura ahora se encuentra en incubadora. Según el padre parece que el neonato tiene una fractura y muchos moretones.

Denunciaron que pidieron explicaciones a los médicos del porqué la criatura "lloraba mucho y no se podía ni tocarle", pero nunca le dieron un respuesta convincente. Primero le dijeron que tuvo cólico, luego problemas de piel y ahora que nació con problemas de cadera.

"Tiene moretones en todo el cuerpo y llora mucho, no se le puede tocar y no quieren que llevemos a otro hospital, ya no sabemos donde recurrir", indicó Hugo Espínola, papá del bebé.

Ante esto pidieron que sea trasladado a un hospital de Asunción pero no le quieren entregar, sospechan que hubo negligencia y que quieren tapar todo. La mamá expresó que ya no creen en los médicos porque no le dicen la verdad.

Los familiares de la criatura señalaron que ellos ya consiguieron cama en Asunción pero no le quieren entregar. Temen que muera por falta de atención especializada, según explicó Augusto Ibarrola, tío del recién nacido.

La doctora Mónica Sosa, directora del Hospital, en comunicación telefónica dijo no recordar bien del caso, aunque señaló que si es el mismo bebé que nació con problemas de cadera, una vez que consigan cama será trasladado a Asunción porque "su caso no es urgente".

"Está en buen estado de salud, lo que pasa es que sus padres son menores de edad y no le podemos entregar así nomás", alegó.

La mámá de la criatura tiene 17 años, pero el padre es mayor de edad además están con acompañamiento de sus familiares.