24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 16 de mayo de 2017, 01:00

“Democracia con activismo, creatividad y pasión”

Mario Aníbal Romero Lévera, socio ADEC

Desde muy chico activé en voluntariado y tuve la posibilidad de trabajar con jóvenes de los 17 departamentos del Paraguay y de la capital. Esto me dio la oportunidad de conocer sus perspectivas, por sobre todo en temas relacionados con la defensa de los valores democráticos. He podido descubrir tanto talento, energía y pensamiento crítico. Sin embargo, existen muchos obstáculos para que sus opiniones puedan llegar a impactar en nuestra comunidad.

Cuando indagamos a los jóvenes sobre el futuro, aparecen inquietudes sobre el rumbo de Paraguay.

Uno de los factores que hace que muchos jóvenes decidan no involucrarse más activamente en los temas del país es la inseguridad ciudadana. Se dedica mucha energía y esfuerzo en tomar las medidas de seguridad que los alejen de los riesgos. Este es el sector más vulnerable hacia la delincuencia común. En más de una ocasión he escuchado la frase "si los políticos vivieran día a día los retos a los que tenemos que enfrentarnos, ya se hubiera solucionado el drama de la delincuencia."

Hay también jóvenes que por su naturaleza y las oportunidades participan activamente. Generalmente son aquellos que se vinculan a los voluntariados. Estos jóvenes tienen un perfil que les da la posibilidad de involucrarse en los temas de la agenda país. Son esos rostros que ahora vemos y escuchamos en los medios de comunicación dando razonamientos muy interesantes, críticos y sobre todo coherentes. Muchos de ellos han participado activamente en la defensa de la institucionalidad. Varios de estos movimientos de jóvenes no permanecen en el tiempo, pero se activan ante amenazas graves, en donde exponen su liderazgo democrático. Los esfuerzos de diálogo que se generen en el Paraguay deben tomar en cuenta sus voces.

También existen aquellos otros jóvenes que están ávidos de hacer activismo en redes, lo cual constituye un primer esfuerzo de involucramiento, colaborando a difundir información y promover conciencia sobre los problemas nacionales. En varias oportunidades el desinterés parte del desconocimiento y en ese sentido el activismo en redes puede generar importantes efectos. El gran desafío entonces se da en aprovechar la energía de estos jóvenes en acciones más allá de las redes sociales. Preocupa cuando se instala la idea de que las cosas no se pueden cambiar, que la complejidad de los problemas del país es tan importante que "congela" las energías de la juventud.

Por otro lado he visto que son pocos aun los jóvenes que desean activar en la vida política. En general parecen estar bastante desilusionados de la política partidaria, argumentando el poco espacio que se les otorga, aunque reconocen que estos espacios se ganan y no se logran solo por el hecho de ser jóvenes. Desde este punto de vista existen muchas oportunidades para atraer a los jóvenes de todos los pensamientos ideológicos a los partidos que muestren apertura.

El desarrollo de las capacidades de la juventud paraguaya debe ser objeto de estudio. El Paraguay precisa sus fuerzas vivificantes, su creatividad y pasión por la vida. Por este motivo, las elecciones del próximo año se consideran una gran oportunidad para propulsar el involucramiento de los jóvenes, quienes deben conocer y valorar el peso que tienen dentro de la sociedad paraguaya, y de esta forma impulsar el desarrollo democrático; una democracia construida por todos, en las que las instituciones desarrollan su función en un equilibrio de pesos y contrapesos, siempre respetando la Constitución Nacional.