7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 1 de julio de 2016, 14:46

Demanda en junio de todocaminos impulsa las ventas de automóviles en EE.UU.

Washington, 1 jul (EFE).- El sector del automóvil estadounidense volvió a certificar su buen estado de forma al conseguir que sus ventas de junio fuesen las mejores en ese mes desde el año 2005, con un ritmo anualizado en torno a los 17 millones de unidades.

Y como ya se ha convertido en costumbre desde hace meses, los consumidores estadounidenses volvieron a favorecer la compra de todocaminos, todoterrenos y camionetas por encima de las de automóviles.

Esta tendencia fue uno de los principales determinantes de qué compañías fueron las ganadoras en cuanto a ventas y cuáles fueron las perdedoras del mes.

En el primero de los casos está el grupo Fiat Chrysler (FCA), que continuó su histórica racha de aumentos de ventas mes a mes, gracias a la insaciable demanda por los productos de la marca Jeep.

El grupo italo-americano vendió 197.073 vehículos en junio, un 7 % más que en el mismo periodo de 2015 y el mejor resultado del mes desde 2005, todo gracias a Jeep, la marca especializada en todoterrenos y todocaminos, y Ram, que produce camionetas y furgonetas.

"Las mejores ventas en junio en 11 años estuvieron impulsadas por las fuertes ventas de Jeep y Ram. A pesar de la grave volatilidad en los mercados de valores en junio, el consumidor estadounidense siguió concentrado en la compra de nuevos vehículos", explicó en un comunicado Reid Bigland, vicepresidente de FCA.

El resultado fue un aumento del 17 % en las ventas de Jeep y del 14 % de Ram, mientras que las otras dos marcas del grupo, Chrysler y Fiat, especializadas en automóviles, perdieron un 20 % y un 19 % respectivamente.

La historia fue similar para otro de los fabricantes estadounidenses, Ford. Esta marca entregó 240.109 vehículos en junio, un 6,4 % más que hace un año, gracias a la fuerte demanda de todocaminos y especialmente camionetas.

Las dos marcas del grupo, Ford y Lincoln, vendieron 75.277 todocaminos, un 7,3 % de aumento, y 96.354 camionetas, un incremento del 24,2 %, durante el sexto mes del año.

"La fuerte demanda nos ha ayudado a mantener el crecimiento de nuestra posición de liderazgo en camionetas, ampliando aún más la distancia con nuestro competidor más cercano en comparación con el año pasado", declaró Mark LaNeve, vicepresidente de Ventas de Ford.

LaNeve añadió que "la demanda de todocaminos de Ford sigue aumentando a niveles nunca vistos antes".

General Motors (GM) sufrió durante el mes una pérdida del 1,6 % de sus ventas en EE.UU. Las marcas del grupo entregaron un total de 255.210 vehículos.

La compañía explicó la perdida por su estrategia centrada en las ventas a particulares para reducir su dependencia del mercado de flotas de vehículos, que ofrece menos rendimiento por unidad vendida.

"Nuestra estrategia, centrada en particulares, está provocando la mayor ganancia de cuota de mercado del sector", explicó Kurt McNeil, vicepresidente de Ventas de GM.

"Chevrolet es la marca completa de más rápido crecimiento y esperamos que la tendencia continúe a medida que la disponibilidad de los nuevos productos mejore en la segunda mitad del año", añadió McNeil.

GM está aumentando la producción de camionetas y todocaminos, en detrimento de automóviles, en la segunda mitad del año, para capitalizar en la fuerte demanda de estos productos.

Toyota también sufrió de su dependencia de las ventas de automóviles.

Sus ventas cayeron un 5,6 % con la venta de 198.257 vehículos debido a la caída del 10,4 % de la demanda de autos.

El fabricante logró un aumento del 2,7 % las ventas de todocaminos pero su efecto positivo fue anulado por la pérdida del 2,1 % de las ventas de camionetas, que pasaron de 89.001 unidades en 2015 a 87.119 en 2016.

Mientras, Volkswagen sigue sin levantar cabeza. Sus ventas perdieron un 21,77 % y se situaron en 23.809 unidades, lo que amenaza a VW en convertirse en una marca marginal en el mercado estadounidense.

En comparación, las ventas del grupo Honda ascendieron a 138.715 vehículos, un aumento del 3,2 %, y las de Nissan a 140.553, un incremento del 13,4 %.

Las surcoreanas también ganaron en junio. Hyundai prácticamente no se movió, vendió 67.511 vehículos, 9 más que en 2015. Pero Kia tuvo un mes extraordinario con la entrega de 62.572 vehículos, un 15,6 % de aumento.