29 de marzo
Miércoles
Mayormente despejado
19°
33°
Jueves
Muy nublado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 13 de febrero de 2017, 02:00

Delincuentes habrían tenido intención de secuestrar a ministro de la Corte

La investigación del asalto a la estancia de César Garay Zuccolillo apunta a delincuentes comunes como los autores. No se descarta que hayan querido secuestrar al ministro, ya que sabían sus movimientos.

Por Carlos Aquino

SAN PEDRO

Los investigadores del asalto a la estancia General Eugenio A. Garay, propiedad de César Antonio Garay Zuccolillo, no descartan la posibilidad de que se haya querido secuestrar al ministro de la Corte. Para el fiscal Russel Benítez, los responsables serían delincuentes comunes de la zona que vienen perpetrando varios atracos.

Si bien no quisieron adelantar sobre las otras hipótesis del objetivo de los delincuentes, la teoría del secuestro no está descartada aún, con base en las declaraciones del capataz, Agustín Montiel. Él señaló que los delincuentes preguntaron insistentemente por el ministro y hasta sabían que iba con regularidad a visitar su estancia. El viernes Garay Zuccolillo debía ir a la finca, pero finalmente no lo hizo.

Los malvivientes preguntaron también si había una caja fuerte en el lugar. Sobre este punto, el investigador de la Fiscalía comentó que los asaltantes "habían manejado esa falsa información".

El capataz y su familia estuvieron por más de tres horas de rehenes, mientras los delincuentes revisaban todo el inmueble. Posteriormente, se llevaron cinco teléfonos celulares, una escopeta calibre 12 y un automóvil de la marca Fiat, tipo Palio.

rastrillaje. Luego de presentar la denuncia, un contingente operativo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) se presentó ayer, 24 horas después del hecho, para realizar un rastrillaje en el establecimiento ganadero y sus alrededores. Los policías y militares de la FTC levantaron algunas evidencias que serán analizadas.

En la zona del acceso al establecimiento, los investigadores hallaron restos de comida, por lo que presumen que los delincuentes acamparon en el sitio, aguardando la llegada del ministro de la Corte. Sin embargo, al no llegar Garay Zuccolillo a la finca, ingresaron a la propiedad el sábado por la mañana.

Según consta en la denuncia, fueron cinco hombres con armas largas y vestidos con uniformes camuflados los que irrumpieron en la estancia y preguntaron por el propietario. Uno de ellos tenía acento brasileño, indicó el capataz del establecimiento, a quien calificó como el más violento, ya que le habría golpeado varias veces, insistiendo en que le dé informes sobre su jefe y la caja fuerte.