21 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 18 de marzo de 2017, 07:56

Delincuentes advirtieron al menonita que no fumigue más la zona

Ramón Escobar, capataz de la estancia Yba Jhai, de donde fue llevado el colono menonita Gerardo Wall (40), comentó que los delincuentes que se llevaron a su patrón le dijeron que ya no realice fumigaciones en la zona y que, por esta vez, le perdonaban el hecho.

Escobar comentó que, según Gerardo Wall, eran tres las personas que se lo llevaron a punta de arma de fuego en la tarde de este viernes, en la Colonia Río Verde ubicada en la ciudad de Santa Rosa del Aguaray, en el departamento de San Pedro.

Indicó que los tres desconocidos tenían armas de grueso calibre y que lo mantuvieron en el mismo lugar en donde fue tomado como rehén.

Los hombres le dijeron que, por esta vez, le iban a perdonar y que lo iban a liberar. Sin embargo ya no le iban permitir trabajar ni que realice fumigaciones en la zona, y que este era el último aviso, informó el periodista del Diario Última Hora Carlos Aquino.

Los hombres tenían ropa camuflada, según indicó.

Gerardo Wall estaba realizando fumigaciones en el lugar cuando fue tomado por los delincuentes, quienes le reclamaron el hecho pues le dijeron que está prohibido.

Este dijo a los hombres que desconocía este mandato y que nunca leyó los panfletos de advertencias que dejaba el grupo Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en donde se prohibía esta acción.

Los malvivientes le indicaron que ya no debía trabajar en esa zona, pues de lo contrario será asesinado.

El colono menonita posee en arrendamiento unas 150 hectáreas para cultivar, donde realiza tareas de fumigación periódicamente.

El hecho

Aproximadamente a las 19.00 de este viernes se produjo la retención del ciudadano Gerardo Wall, de 40 años, domiciliado en la Zona 14, de Río Verde.

El mismo estaba en compañía de su administrador de nombre Ramón Escobar, realizando trabajos de fumigación de una plantación de maíz en una propiedad arrendada, ubicada en la estancia Yba Jhai.

En un momento dado, el administrador se adelantó en uno de los tractores fumigadores, mientras que Wall se quedó atrás en otro tractor. Al llegar el administrador al casco de la estancia se percató de que Wall no regresaba, por lo que volvió al lugar y descubrió que las ruedas del tractor de su patrón se estaban incendiando.

Posteriormente se dio informe a las autoridades.