9 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 7 de noviembre de 2016, 11:01

Delhi empieza a controlar la contaminación tras adoptar medidas de emergencia

Nueva Delhi, 7 nov (EFE).- Los niveles de contaminación del aire en Delhi descendieron hoy drásticamente, después de que el Gobierno de la capital india pusiera en marcha una batería de medidas de emergencia para frenar la polución en la capital, donde se llegó a superar hasta en 20 veces los límites recomendados.

La ciudad amaneció hoy de nuevo cubierta de una espesa niebla, un manto de polvo que la cubre desde hace una semana, cuando tuvo lugar la festividad de Diwali, que se celebra con el lanzamiento de cohetes y la explosión de petardos altamente contaminantes.

Sin embargo, los niveles de contaminación descendieron de forma significativa durante la jornada con respecto a los días previos, según datos publicados por el Ministerio indio de Medio Ambiente.

En Punjabi Bagh, en el oeste de la urbe, la concentración de partículas PM10 (menores de 10 micrones) se situó a las 17.00 hora local (11.30 GMT) en 214, frente a las 1.394 del día anterior.

Las partículas de PM2,5 (inferiores a 2,5 micrones) llegaron en la misma zona de la ciudad a 100, por debajo de las 792 alcanzadas la víspera, pero aún por encima de 25 microgramos por metro cúbico, cifra considerada el límite saludable por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los alarmantes datos respecto a la calidad del aire en la ciudad llevaron al Gobierno capitalino a ordenar ayer el cierre de los colegios y la paralización de las actividades de construcción y demolición hasta el próximo miércoles.

Las autoridades pidieron a los habitantes de Delhi que no abandonasen sus casas, a no ser que fuese "absolutamente" necesario, para protegerse del aire y hoy se han regado las calles para que disminuyan las partículas en suspensión.

La crisis del aire en Delhi ha provocado un rifirrafe político con los estados vecinos Haryana y el Punyab, a los que se acusa de aumentar los niveles de contaminación en la capital, debido a la quema masiva de restos agrícolas.

El ministro indio de Medioambiente, Bosques y Cambio climático, Anil Madhav Dave, descargó de culpa a los estados adyacentes a Delhi, al señalar hoy que el 80 % de la contaminación se genera en la capital y sólo el 20% proviene de la quema de rastrojos de fuera.

"No debemos culparnos los unos a los otros, ahora mismo la prioridad es limpiar el aire de contaminación para que los ciudadanos puedan respirar", dijo Dave, tras reunirse con representantes de Haryana y el Punyab.

Muchos delhíes optaron hoy por el uso de mascarillas o pañuelos en la boca para protegerse y expresaron en las redes sociales su preocupación por el estado del aire en esta ciudad, de unos 17 millones de personas.

El ministro de Turismo de Delhi, Kapil Mishra, instó a los ciudadanos a través de Change.org a compartir sus propuestas para frenar la contaminación en la capital del país y recibió más de 5.000 mensajes en apenas una hora.

Los delhíes apostaron por prohibir la circulación de vehículos diesel y camiones y abogaron por la energía solar y por fomentar el uso de la bicicleta, entre otras sugerencias.

La OMS considera que la concentración de partículas en el aire por encima de 150 por metro cúbico genera daño a la población de riesgo como ancianos y niños, así como a personas con enfermedades respiratorias.

Cuando esa concentración supera los 200, el aire se vuelve "muy insalubre" y puede provocar afecciones en la población en general, mientras que de 300 en adelante el aire se convierte en "tóxico".