27 de marzo
Lunes
Tormentas
22°
29°
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 5 de febrero de 2017, 12:23

Delegado del Gobierno en el diálogo dice que la Iglesia venezolana quiere poder político

Caracas, 5 feb (EFE).- El jefe de la delegación del Gobierno venezolano en el diálogo, Jorge Rodríguez, dijo hoy que la Iglesia católica venezolana busca "un poder político", porque, asegura, se comportan "como un partido político" de "derecha" al boicotear el diálogo con la oposición.

"Es muy triste y deleznable que quienes deberían traer un mensaje de paz en razón de los dictámenes y los principios de la iglesia católica, lo que quieren es búsqueda de un poder político porque (...) se comportan como un partido político de extrema derecha de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y han boicoteado el diálogo", dijo Rodríguez al canal privado Televen.

El dirigente chavista respondió así a una supuesta declaración que dio monseñor Ovidio Pérez Morales, integrante de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en la que afirmó que el "diálogo siempre fue un intento para distraer, para dividir a la oposición".

Según Rodríguez, la CEV quiere "guerra" y que los venezolanos se "maten unos a los otros".

"Quieren que sea la muerte, la sangre y la violencia lo que se imponga en el panorama político venezolano, y lamentablemente para ellos ha resultado fracasada esta propuesta y cada vez más, Venezuela se dirige hacia un planteamiento de que en paz superemos la situación económica, que en paz dirimamos los asuntos políticos", afirmó.

El chavista reiteró que seguirán dispuestos a dialogar con la oposición y con "quien sea", pero también refirió que existe "odio" en algunos sectores de la oposición y que eso "obstaculiza" el proceso de diálogo.

En ese sentido, indicó que el dos veces candidato presidencial y gobernador del céntrico estado Miranda Henrique Capriles y el partido Voluntad Popular (VP) del opositor preso Leopoldo López, al que acusó de violento, "están negados" al diálogo.

Sin embargo, destacó que dentro de la oposición existen otros sectores, como por ejemplo el gobernador del occidental estado Lara (oeste), Henri Falcón, que promueven una "estrategia de paz".

Rodríguez manifestó que continúan sentados en la mesa de diálogo e insistió en que es falso que el Gobierno haya incumplido los acuerdos alcanzados en la mesa de diálogo.

Señaló que estos encuentros son para abordar los temas que les importa a la población y que "al país lo que le importa es que se lleguen a acuerdos".

Según Rodríguez, el diálogo "persiste" porque "hay una agenda económica bolivariana que es producto del diálogo con los sectores productivos del país".