22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 10 de abril de 2017, 01:00

Dejó los puntos sin convencer

Olimpia volvió a sumar de a tres, pero nuevamente sin convencer en lo que respecta a lo futbolístico.

El Franjeado fue efectivo en el Bosque. Esa fue la diferencia para superar 2-0 a un General Díaz que jugó mejor e hizo todo bien hasta el momento de intentar superar la zona defensiva local, que fue el punto clave para este triunfo.

Destacada fue la actuación de los centrales franjeados, Pellerano y Salcedo, pilares de un equipo que aún no sabe defenderse con el balón. Al Decano le sigue costando una enormidad la tenencia de la pelota, hacerla circular con criterio y a partir de eso generar ocasiones ofensivas.

ERRÁTICO. El abuso de los pelotazos para que la peleen los delanteros, quienes tienen que seguir aportando sacrificio y lucha, hace que no haya sorpresas ofensivas. Todo se hace más fácil para la zona defensiva rival con los pelotazos frontales.

A eso hay que agregarle que en el duelo de ayer no estuvieron a la altura de las exigencias dos hombres que pueden marcar diferencia. Julián Benítez, que se equivocó muchísimo, y Júnior Brítez, quien estuvo apagado en la participación de juego.

Tan ausente estuvieron los hombres de características ofensivas en Olimpia que los goles fueron anotados por un defensor, Hernán Pellerano, y por un volante de marca, Richard Ortiz.

se jugó y... Capítulo aparte para los “hijos” de Mauro Caballero. El adiestrador aprovechó el total respaldo de la directiva, se arriesgó con dos chicos nuevos y estos le respondieron. Interesante el trabajo realizado por el volante Richard Sánchez. Pisa fuerte en el medio sector, mostró capacidad de recuperación de pelota y también se asoció para jugar y hacer jugar.

En el caso de Wilson Ibarrola, al lateral izquierdo le pesó el debut y más porque las Águilas insistieron mucho por ese sector. Pero mostró temperamento y decisión para ir a todas las pelotas. Marcando no tuvo problemas, sí un poco al momento de ir para adelante.

lo acompaña. Retornando el análisis del juego, es innegable que Olimpia juega mal, que le está costando encontrar un rumbo futbolístico, pero corre con la fortuna de que sus rivales de turno no sacan provecho de su momento o de los errores que comete el Decano. Si no, pregúntenle a Julio Doldán, que falló una increíble cuando el duelo iba sin goles.