22 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 14 de julio de 2017, 01:00

Decreto de GLP solo busca beneficiar a Petropar, dicen

Una nueva batalla se dirime entre el Gobierno y el sector privado, tras el reciente decreto Nº 7427 del Poder Ejecutivo, que obliga a los importadores de gas licuado de petróleo (GLP) a contar con licencia previa para poder ingresar el producto al país. Asimismo, se determinó que todas las empresas importadoras, plantas de almacenaje, fraccionadoras y distribuidoras de gas deberán presentar al Ministerio de Industria y Comercio (MIC), dentro de los primeros diez días de cada mes, un informe estadístico de sus operaciones del mes anterior.

Para la Cámara Paraguaya de Gas (Capagas), el decreto es inconstitucional y próximamente se presentarán las acciones judiciales correspondientes. Referentes del gremio, que prefirieron permanecer anónimos porque señalaron que están latentes los riesgos de sufrir represalias.

Para los empresarios privados, la jugada es clara: beneficiar a la petrolera estatal. La misma ha ganado un 3% del mercado del gas en poco tiempo, gracias a las sendas resoluciones del Ejecutivo, señalaron.

TRABAS. Añadieron que la licencia previa es inaplicable para el GLP, a diferencia de la licencia previa para los combustibles. En los hidrocarburos líquidos, el Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN) toma muestra del combustible, de los convoyes de barcazas, lo que hace que el trámite pueda ser cumplido en tiempo y forma, dijeron. Pero la toma de muestra del gas se daría por camión y como la importación es de 7.000 toneladas de GLP, se tienen 322 camiones. El proceso se haría en Aduanas de Mariscal Estigarribia y recién tras el resultado de INTN se podría despachar el producto, lo que hace inviable el procedimiento, explicaron.

Se trata de un nuevo decreto inconstitucional, ahora aplicado al gas, que tiene el objetivo de que los empresarios privados terminen comprando el 50% de la importación de Petropar. También remarcaron que hay violación de marcas, dado que la empresa pública puede usar cualquier garrafa de cualquier emblema.