7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 9 de agosto de 2016, 01:00

Decreto exige a estaciones a vender nafta de 85 octanos

A través de un nuevo decreto, el Poder Ejecutivo dio un plazo de seis meses para que las distribuidoras de combustibles instalen, al menos, una boca de expendio de la nafta de 85 octanos (común) en la totalidad de las estaciones de servicio del país que operen bajo su emblema.

La nueva disposición, que modifica el artículo 5º del Decreto Nº 3324/15, beneficia directamente a Petropar, que es la que tiene la exclusividad de importar y vender el 50 por ciento de este tipo de combustible, al igual que el diésel Tipo III (conocido antes como común).

La normativa establece un plazo máximo de seis meses para que las estaciones de servicio adecuen sus instalaciones y cumplan.

De acuerdo con los antecedentes, la disposición de otorgar la exclusividad de importación del cincuenta por ciento de la nafta virgen (componente principal de todas las naftas y de la nafta de 85 octanos) ya había generado un duro enfrentamiento con las distribuidoras.

Petrobras fue la última empresa que llegó a firmar contrato de provisión, teniendo en cuenta que podía haber quedado sin la cantidad necesaria del producto para la formulación de sus combustibles.

BENEFICIO. Desde México, el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, dijo que esta disposición surge de una denuncia de la gente que no consigue el producto en todas las estaciones del país.

Explicó que ante las mejoras sustanciales que fueron registrando en materia de calidad tanto la nafta de 85 octanos como el diésel común, “hemos recibido denuncias ciudadanas, de que no podían cargar estos combustibles porque las estaciones no disponían de bocas de expendios de los mismos”.

Subrayó que, en defensa de los consumidores, procedieron a establecer, con el nuevo decreto, a que los surtidores vendan estos combustibles obligatoriamente.

Afirmó que esta disposición favorecerá a la gente, como también a los productores cañeros, a partir de que la citada nafta es la que lleva una mezcla obligatoria de alcohol de caña de azúcar.

Leite sostuvo que esto hizo que varias fábricas de alcohol se reactiven “para llevar el bienestar a los productores”.

“Desde hoy (por ayer) tienen seis meses de plazo máximo para adecuarse. En este caso es para vender nafta de 85 octanos que lleva entre un 24 y 25 por ciento de mezcla de alcohol de caña. El diésel ya era obligatorio”, puntualizó.

DISCUSIÓN. Si bien los emblemas privados terminaron por firmar contratos de provisión de combustibles con Petropar, teniendo en cuenta que solo con la posibilidad de importar cincuenta por ciento de lo que necesitan para elaborar sus naftas, ahora se plantea una nueva discusión y que de hecho ya habían advertido.

En este orden, el cuestionamiento apunta a que cada estación se verá obligada a invertir una importante suma de dinero en un tanque con una boca de expendio de la nafta de 85 octanos, aun cuando el producto no le sea rentable.

Esta fue la principal queja que habían hecho, en su momento, las distribuidoras y propietarios de estaciones de servicio.

Fundamentalmente, reclamaron el hecho de que las estaciones de servicio se ajustan a la demanda del mercado y de la zona en que operan y, por ende, no les resultará rentable la venta de la nafta común de 85 octanos.