7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 10 de noviembre de 2016, 15:36

Decretan alerta sanitaria en tres regiones de Chile por acumulación de basura

Santiago de Chile, 10 nov (EFE).- El Ministerio de Salud de Chile (MINSAL) decretó hoy alerta sanitaria en las regiones de Valparaíso, metropolitana de Santiago y Biobío por la acumulación de toneladas de basura debido a la huelga del sector público en demanda de un aumento salarial y que se extiende ya por tres semanas.

"Ojalá se deponga el paro, porque lo que nosotros estamos viendo es que lamentablemente esto está afectando a la gente que más nos necesita", señaló la ministra de Salud, Carmen Castillo en relación a la protesta que también perjudica el sector sanitario.

Según el MINSAL, la alerta se decretó con el propósito de asegurar la continuidad de atenciones en los establecimientos asistenciales; y en el caso de la capital, de casi 7 millones de habitantes, favorecer también el retiro de basuras.

Durante la mañana varios miles de trabajadores públicos chilenos volvieron a marchar por el centro de Santiago en demanda de un reajuste salarial.

"Esperamos que en las próximas horas pueda haber algún tipo de acercamiento", dijo a los periodistas la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa.

Según informó el Ministerio de Salud, la alerta estará vigente hasta el próximo 30 de noviembre.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió ayer a los empleados públicos a volver a sus puestos tras el fracaso de un proyecto de aumento del Gobierno en la Cámara de Diputados.

La propuesta estaba contenida en un veto aditivo enviado por el Gobierno al Congreso, que mantenía la propuesta original de un ajuste salarial del 3,2 % a contar del próximo diciembre, y al mismo tiempo aumentaba los montos de algunos bonos, especialmente para los trabajadores con menores salarios.

Los trabajadores demandan un aumento del 7,0 % y tras el rechazo de la propuesta en una tormentosa sesión en la que numerosos dirigentes sindicales fueron desalojados por la Policía del hemiciclo parlamentario, anunciaron la continuación de la huelga, sin que el Gobierno haya anunciado intención alguna de presentar una nueva oferta.