8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 19 de julio de 2016, 01:00

Declaran emergencia vial en zona de Artigas donde reinan caos y confusión

La instalación de pasacalles que indicaban las vías habilitadas, en reemplazo de las señalizaciones horizontales, favorece el caos vehicular. Recapados precarios se aplicaron en las calles empedradas.

Una declaración de emergencia vial en toda la zona de la avenida Artigas a raíz de las grietas en la estructura del puente que cruza sobre el arroyo Mburicaó fue hecha ayer por el intendente Mario Ferreiro, la cual fue homologada por la Junta Municipal en una sesión extraordinaria.

La medida que apunta a reparar todos los daños que pudieran haberse producido en esa área de la ciudad afecta a todas las calles que se encuentran en las inmediaciones del paso que se ubica sobre el mencionado curso hídrico.

En el caso del cuerpo legislativo comunal, a propuesta del concejal Julio Vicente Ullón, la emergencia es planteada por un tiempo de seis meses, mientras duren los trabajos de reconstrucción.

La corporación también hizo lugar al pedido de firma de un convenio con el MOPC para poner en condiciones, en el menor plazo posible, las vías a ser utilizadas en el tiempo en que duren las obras.

Asimismo, se sugiere estudiar la factibilidad de instalar puentes metálicos sobre Artigas en sus cruces con la calle Teniente Facundo Almada, vía férrea y el callejón histórico.

Finalmente, propone conformar una comisión especial de concejales para el seguimiento de la reconstrucción del puente y las tareas de diagnóstico de todos los puentes del ejido urbano en Asunción.

Ullón dijo que esta declaración da facultad a la institución municipal a hacer contrataciones directas, obviando los trámites engorrosos y extensos de las licitaciones.

CAOS. Caótico se presentó el paso de máquinas livianas y pesadas por las vías alternativas a la avenida Artigas en el primer día hábil de su clausura.

La colocación de pasacalles –similares a los que se emplean para promocionar fiestas– en puntos donde se debía realizar los desvíos se constituyeron en un factor que propició la confusión de los automovilistas, acostumbrados a las señalizaciones horizontales.

Si bien desde la Dirección de Tránsito de la Comuna capitalina se dispuso que vehículos livianos y camiones pesados irían por caminos diferentes, al final estos utilizaban a su antojo esos recorridos.

La presencia de los agentes de tránsito se dio en casi todos los puntos de los tramos habilitados. Sin embargo, sobre la calle San Salvador, en su cruce con Francisco Neiderbergen, solo se colocaron bloques de cemento para convertirla en un solo sentido, siendo ignorados por los conductores.

El precario recapado de calles empedradas también conspiró con la circulación.