3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 17 de agosto de 2016, 23:16

Declara otro directivo de Volkswagen en Seúl por escándalo de emisiones

Seúl, 18 ago (EFE).- La Fiscalía de Corea del Sur llamó hoy a declarar a otro directivo de Volkswagen en el país, el director ejecutivo Thomas Kuehl, por el caso de presunta manipulación de datos de emisiones contaminantes que afecta a la empresa automovilística alemana.

Antes de entrar en el juzgado del Distrito Central de Seúl, el ejecutivo expresó ante la prensa que "lamenta la situación" y pidió disculpas a los clientes de Volkswagen en el mercado surcoreano.

Kuehl, que desde 2013 se encarga de las importaciones y ventas de vehículos de Volkswagen en Corea del Sur, es el segundo directivo de la firma llamado a declarar este mes.

El director de Audi Volkswagen, Johannes Thammer, acudió al juzgado el 11 de agosto acusado de haber participado en la creación de informes falsos sobre el nivel de ruido, eficiencia de combustible y emisiones con el fin de obtener la aprobación de las autoridades surcoreanas para comercializar algunos modelos.

En el caso de Kuehl, los fiscales tratan de obtener información sobre las sospechas que apuntan a que Volkswagen sustituyó varias piezas de forma ilegal en el Golf 1.4 TSI para obtener el visto bueno del Gobierno surcoreano entre 2014 y 2015.

El pasado 2 de agosto la Fiscalía revocó los certificados y prohibió las ventas de 80 modelos de Volkswagen en el país, además de imponer a la empresa una multa de 17.800 millones de wones (14,3 millones de euros/16 millones de dólares).

Esto llegó a raíz de una investigación hecha a Volkswagen al considerar que la compañía obtuvo la aprobación de las autoridades surcoreanas para sus vehículos presentando informes con resultados falsos sobre el nivel de ruido, la eficiencia de combustible y las emisiones.

El caso surgió el año pasado cuando se descubrió que el fabricante alemán había usado un software fraudulento para falsear las emisiones de sus vehículos en varios países, entre ellos Corea del Sur.

En noviembre de 2015 el Gobierno surcoreano ya impuso a Volkswagen una multa de 11,5 millones de euros (12,9 millones de dólares) y ordenó una llamada a revisión de 125.000 vehículos en el país.