10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 17 de julio de 2016, 07:06

Decenas de soldados libios mueren en combate cerca de la ciudad de Bengasi

Trípoli, 17 jul (EFE).- Decenas de soldados libios murieron el sábado por la noche cerca de la ciudad de Bengasi (costa este) tras combates entre milicias islamistas moderadas afines al antiguo gobierno de Trípoli y partidarios del Ejército leal al parlamento de Tobruk, afirmaron hoy a Efe fuentes militares.

Al menos nueve soldados de la fuerzas "Al Karama", dirigida por el polémico general Jalifa Hafter, murieron en el campo de batalla.

Otros nueve militares de las milicias islamistas murieron en los hospitales de Al Seluk y de Bengasi.

Durante los combates también hubo 25 milicianos heridos y cuatro desaparecidos.

Las milicias avanzaron hacia la ciudad de Karakura, cercana a Bengasi, donde los combates causaron la perdida de un tanque y de otros dos vehículos blindados con artillería pesada a las fuerzas de "Al Karama".

"Las fuerzas de Al Karama se concentran ahora en la localidad de Kaminas a unos 25 kilómetros al este de Karakura", precisó la fuente.

Por otra parte, fuerzas islamistas de "Maylis al Shura" y "Zuar de Bengasi" bombardearon infraestructuras de las Fuerzas Armadas y lanzaron cuatro misiles "Grad" que causaron daños en el aeropuerto de la ciudad.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que hace cinco años la comunidad internacional apoyara el alzamiento rebelde y contribuyera militarmente a la caída del régimen de Muamar al Gadafi.

En la actualidad tiene tres autoridades: una en Trípoli, que la ONU considera rebelde; otra en Tobruk, que reconocen numerosos países, y una tercera, llamada gobierno de unidad nacional, que ninguno de los otros dos reconoce y al que apoyan la ONU y la Unión Europea (UE).

Del conflicto han sacado provecho los grupos yihadistas, y en especial la rama libia del Estado Islámico (EI), que en apenas un año ha avanzado desde su bastión en Derna (oeste de Libia) hacia las ciudades de Bengasi (la segunda en importancia del país) y Sirte, en la costa.