4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 8 de agosto de 2016, 09:26

Decenas de muertos en Etiopía tras manifestaciones contra Gobierno

Decenas de personas murieron y centenares fueron detenidas en las manifestaciones masivas contra el Gobierno etíope organizadas durante todo el fin de semana en la región de Oromia, informaron este lunes medios locales.
EFE

Decenas de miles de personas se manifestaron en numerosas ciudades de la región durante el fin de semana para mostrar su descontento por las continuas detenciones y abusos contra opositores, activistas y políticos que apoyan la causa independentista oromo.

Las concentraciones se convocaron de forma espontánea en las redes sociales y lograron tal apoyo que la Policía decidió utilizar gas lacrimógeno y cargó contra los manifestantes con munición real, lo que generó una nueva ola de protestas.

Ante el aumento de la tensión, el Gobierno etíope decidió interrumpir las comunicaciones y cortó el acceso a las principales redes sociales y servicios de mensajería, que todavía hoy funcionan de forma errática.

Los oromo llevan meses protestando por lo que consideran una persecución injustificada por parte de las autoridades etíopes y hasta el momento existen más de 400 muertos desde el inicio de las manifestaciones, según estimaciones de Human Rights Watch (HRW).

Las protestas se originaron a principios de diciembre tras la aprobación de un plan urbanístico para expandir Adis Abeba, lo que podía poner en peligro las tierras de cultivo de los oromo, un pueblo tradicionalmente agrícola y seminómada, aunque finalmente el Gobierno decidió retirar ese proyecto.

Las autoridades etíopes aseguraron en diversas ocasiones que los manifestantes tienen una "conexión directa" con grupos terroristas extranjeros, en alusión al Frente de Liberación oromo (OLF, en inglés), un movimiento separatista que lleva décadas luchando por la independencia de Oromia.

El Gobierno etíope detiene de forma periódica a intelectuales y figuras prominentes entre los oromo porque teme que su influencia política puede animar a la población a revelarse contra la administración.

Protestas similares se registraron en abril de 2014, cuando también se produjeron muertes, heridos y detenciones masivas de manifestantes.

La ley Antiterrorista etíope permite a las autoridades utilizar un ilimitado uso de la fuerza contra los sospechosos de actos terroristas, incluyendo prisión preventiva de hasta cuatro meses, con frecuentes torturas.