8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 9 de noviembre de 2016, 01:00

Decano fracasa en su intento por zanjar crisis en Ingeniería

El conflicto en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (Fiuna) subió de intensidad, luego de que el decano de la institución, Ing. Éver Cabrera, emplazara el pasado lunes a los estudiantes a que liberen el paso a las aulas para retomar las clases paradas hace poco más de tres meses.

Los universitarios, a modo de respuesta, reforzaron las barricadas que mantienen en accesos a varios salones y entradas al predio de la facultad.

Tras la advertencia de Cabrera, casi 300 alumnos se reagruparon en la sede de Fiuna para defender la medida de fuerza. Incluso los padres de muchos de ellos se sumaron a la vigilia en respaldo al reclamo: la renuncia del decano y del vicedecano, Luis Cardozo.

Sin éxito. Cabrera debe informar hoy ante el Consejo Superior Universitario (CSU) sobre los avances que consiguió para la vuelta a clases. Ocurre que se comprometió hace 15 días, ante sus colegas del CSU, a normalizar la actividad académica que está paralizada desde hace 96 días.

El ingeniero buscó, primero, acercarse al Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI), que frente a un “mandato asambleario” le recordó que el diálogo con él estaba agotado.

Después intentó juntar, mediante un aviso en la prensa escrita, al resto de los estudiantes –sin invitar al CEI– para consensuar la recalendarización académica. De vuelta, en el salón auditorio de la Fiuna, el rechazo de la mayoría de los presentes fue unánime. El blanco de toda la repulsa fue el ingeniero Gustavo Riart, director académico, quien dio la cara en esa ocasión.

Persuasión. Los estudiantes, ayer, acercaron a los decanos de varias unidades académicas cuatro biblioratos para que tomen nota de las denuncias que obran en contra de Cabrera. Buscan despejar dudas sobre las irregularidades que pesan sobre el docente. El CSU, hoy, puede decidir si ordena la intervención ante el fracaso de las gestiones del decano de Fiuna.