8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 2 de agosto de 2016, 02:00

Decana de Veterinaria no aclara las irregularidades y remueve al contador

La máxima autoridad de la Facultad se mantiene en silencio sobre denuncias de malos manejos en su administración. Sin embargo, tras las publicaciones, cambió al contador general y a la auditora interna.

El silencio impera en la cúspide de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), tras saltar a luz una serie de irregularidades en el manejo de la casa de estudios.

La decana de Veterinaria, Azucena Cabrera de Gómez, se mantiene en su postura de no aclarar las anomalías que ÚH viene denunciando en su administración.

Por su parte, el director administrativo Vidal Flor Pérez se limitó a manifestar en la víspera que se encuentra preparando informes de gastos a la decana, para posteriormente presentar al Consejo Directivo, máxima autoridad de la facultad.

Los representantes estudiantiles y un grupo de profesores solicitaron ayer informes aclaratorios a la decana. Los consejeros no docentes, preocupados por el manejo de los recursos, también lo hicieron semanas atrás.

¿REPRESALIAS? Sin embargo, tras saltar a luz documentos internos que revelaron pagos que no fueron rendidos, Cabrera de Gómez decidió hacer unas remociones en la facultad a tempranas horas de ayer.

Por Resolución 551, cambió al contador general de la casa de estudios, licenciado Santiago Escobar Arce, quien fue reasignado al Departamento de Posgrado.

También resolvió trasladar a la auditora interna Genny Scavone Rodas a la sección de Gestión y Planificación de Proyectos.

Ambos cambios se dan a fin de optimizar los departamentos de Posgrado y Gestión, según el documento.

ANOMALÍAS. ÚH viene denunciado una serie de irregularidades en la nueva administración de la Facultad de Veterinaria de la UNA.

Documentos a los que accedimos revelan que, pese a estar prohibido por la Ley de Presupuesto, la decana Azucena Cabrera de Gómez otorgó rubros docentes a su secretaria privada, Nelly Flor Pérez, y a dos asesores jurídicos, Nicolás Ariel Bobadilla y Elber Renán Caballero.

Además, el Libro de Banco de Manejo Interno de la facultad señala que en mayo se realizaron numerosos pagos a funcionarios que no fueron rendidos posteriormente en la planilla oficial de remuneraciones del personal de la casa de estudios.

Por su parte, la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) se encuentra examinando supuestas irregularidades en el proceso de adjudicación de productos farmacéuticos, medicinales y de laboratorio para el hospital escuela de Veterinaria. La denuncia expresa que la facultad ya recibió los productos antes de que se avale la legalidad de la licitación.