7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
viernes 29 de julio de 2016, 22:17

De Paraguay a Corea en busca de una mejor educación

Ni bien culminó sus estudios secundarios ella decidió aplicar para una beca. Sol María Kneup Villalba dejó Paraguay hace seis meses para estudiar Turismo y Administración Hotelera en Corea del Sur. Asegura que se trata de una experiencia única e insta a los jóvenes a expandir sus conocimientos viajando a otros países y continentes.

Actualmente vive en Busan, una ciudad veraniega ubicada en la costa sur. "Hay mar y mucha naturaleza, no puedo negar que me encanta vivir acá", comenta desde el lejano continente.

Actualmente estudia el idioma coreano, para luego iniciar los estudios universitarios mencionados gracias a la beca completamente paga, al igual que otras dos compatriotas paraguayas con quienes se mudará el año que viene a Seúl.

La joven estudiante decidió separarse de su familia y amigos de toda la vida haciendo un gran sacrificio, especialmente emocional, para ir tras sus sueños así como en busca de un futuro mejor, ya que asegura que la educación que recibe allí es muy diferente, lo que le abrirá puertas aún impensables.

"Mi recomendación a mis compatriotas es que salgan del país, conozcan nuevos paisajes y respiren nuevos aires porque la vida es muy corta y hay todo un universo fuera de nuestra casa. Yo sé que muchas personas no sienten mucha afinidad con Asia, pero la verdad es que estos países son de primer mundo y nosotros tenemos muchísimo que aprender de ellos. Además, hace bien cambiar de ambiente y vivir una vida totalmente diferente a la que estás acostumbrado", manifiesta.

Embed

Sistema educativo. "El profesor no sale de la clase ni por un segundo y se cambia de contenido rápidamente, también todo es a base de apuntes, hay que estar atento a la clase 100% y más aún que todo es en coreano", comenta.

Para la cultura coreana es muy importante que el cerebro descanse o se despeje entre clases, por lo que los alumnos cuentan con 10 minutos de receso entre clases que son desarrolladas durante 60 minutos.

"En mi caso tengo clases de 09:00 a 13:00 todos los días y dos veces por semana también de 14:00 a 16:00", explica Sol.

Beca. Para que los alumnos puedan acceder a los estudios universitarios en Corea, el Gobierno exige que los postulantes resuelvan satisfactoriamente un examen internacional del idioma coreano, llamado Topik, nivel tres o intermedio, con el que podrá ingresar a la universidad. En caso de no pasar el examen, tienen una oportunidad más cursando otros seis meses más el idioma, para luego volver a presentar el examen.

Las becas se pueden aplicar desde los 18 hasta los 25 años y también existen postgrados para personas de hasta 40 años.

Este año viajaron tres compatriotas que accedieron a la beca ofrecida por el Gobierno coreano, pero comenta Sol que generalmente son dos los cupos que se abren por año.

Las otras compatriotas aplicaron para Ingeniería en Informática así como para Teatro y Cine.

Gastronomía. La compatriota comenta que la gastronomía está basada en el arroz, por lo que es muy fácil ganar peso, así que ella en particular utiliza la cancha de fútbol de la universidad para hacer caminatas en horas de la noche.

Vivienda. Sol vive en un edificio donde la mayoría de los habitantes son extranjeros, de todos los continentes. Su compañera de dormitorio es de nacionalidad colombiana, comenta.

"A veces es muy difícil concentrarse con tanto movimiento de personas, pero hay que ser fuerte", reflexiona.

Embed

Cultura paraguaya. Sol no pierde la oportunidad de hacer conocer sus raíces, de hablar de Paraguay y de su cultura. Comenta que en una ocasión una maestra solicitó la realización de una exposición sobre el país de origen de cada uno y luego de que ella haya presentado todo lo relacionado con la tierra guaraní, como sus costumbres, gastronomía, danzas, lugares turísticos, entre otros aspectos, varias personas manifestaron su interés en conocer nuestro país.

Honestidad. Uno de los aspectos que más aprecia la compatriota de los coreanos es la honestidad, señala que se quedó muy sorprendida en una oportunidad cuando extravió su tarjeta de débito, pero al percatarse y revisar su cuenta encontró todo como lo había dejado.

"Otro aspecto que me llamó la atención es el valor que le dan al aspecto personal, tanto hombres como mujeres. Se visten elegantes, maquilladas las chicas y los hombres también muy elegantes todos los días", indica.

Finalmente la joven compatriota reflexionó sobre su estadía en Corea diciendo "después de venir acá me dí cuenta de lo grande que es el mundo y cuántas cosas más existen afuera de nuestra casa y después de mis años por Asia planeo ir a conocer nuevos horizontes, todavía no estoy segura de si volveré a vivir en Paraguay".