9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 21 de julio de 2016, 01:00

De dirigente, a colaborador y soldado

Alejandro Ramos Morel, actualmente con 43 años, llegó a ser un importante hombre dentro de la estructura militar del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), de donde fue expulsado y él quiere formar su propia banda delictiva y seguir usando el mismo nombre.

Antes de pasar a entablar la nómina de buscados por actos de secuestro y asalto a estancias, Ramos Morel era un importante dirigente campesino de Concepción, siendo líder de la Organización Campesina del Norte (OCN). Con los años pasó a convertirse en el principal apoyo logístico de la guerrilla.

En febrero del 2006 había sido detenido con una camioneta de la OCN donde había 150 balas calibre 9 mm, 25 frascos de pólvora entre otras cosas. Estaba acompañado por varias personas, entre ellas Liliana Villalba.

Morel fue a prisión y al salir fundó una organización con José Villalba, llamada Articulación Urbana y Rural de Concepción (ARUC). En medio de eso solicitó un terreno en Yvyraty, y ahí en medio del monte escondió a los guerrilleros.

Finalmente, en el 2009, detrás de su casa se hallaron enterrados 27 mil dólares, dinero cobrado por secuestro. Desde ahí Ramos ingresó al grupo armado, se convirtió en el principal ideologizador y hasta hizo de vocero.

Pero en enero del 2015 Osvaldo Villalba lo echó del EPP a él, a su esposa y sus dos hijos. Tuvo contactos con la Agrupación Campesina Armada (ACA), pero sigue buscando soldados.