21 de septiembre
Miércoles
Mayormente despejado
23°
35°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
viernes 24 de febrero de 2017, 08:38

Dahiana, una mujer que rompe esquemas

Mientras muchas personas siguen categorizando los oficios y profesiones de acuerdo al sexo, Dahiana desafía la estructura y rompe esquemas. Desde hace cinco años que se dedica a conducir un taxi en Asunción y este trabajo le ayuda con la manutención de sus dos hijos. No hay mejor fecha que este 24 de febrero, Día de la Mujer Paraguaya, para contar una historia que retrata la valentía de una "kuña guapa".

Dahiana Sosa (33) es mamá soltera, sus hijos Francisco (7) y Mauro (3) son el pilar de su vida y la razón por la que se levanta a cumplir con sus obligaciones todos los días.

Los niños no solo la llenan de orgullo, también de mucho amor. Francisco lleva el nombre de su abuelo y Mauro el masculino de su abuela, los padres de Dahiana.

Desde hace cinco años, la joven madre conduce un taxi de la Parada N.º 1 de Asunción, ubicada frente mismo a la Recova, sobre las calles Colón y Presidente Franco.

Pero la pasión de Sosa por los vehículos empezó desde que era niña, es que su papá era taxista y ella creció en compañía de motores y pasajeros.

"Este es el móvil y la parada de mi papá, yo soy su empleada porque él tiene otro trabajo que ya no le deja tiempo para este oficio", expresó en una entrevista a ÚLTIMAHORA.COM.

Si hay algo que a Dahiana le gusta de su oficio, es poder administrar su tiempo, lo que le deja más ratos libres para compartir con sus pequeños, especialmente los fines de semana.

"Administro mi tiempo, me gusta eso y tengo buenos ingresos al día y con eso solvento los gastos de la escuela y de mis hijos, además de que mis papás me ayudan con el cuidado de mis hijos", celebró.

El horario que tiene es de 7.00 a 19.00 de lunes a viernes, aunque suele realizar viajes a pedido de sus clientes asiduos los sábados y domingos. Relató que antes de ir a la parada deja a su hijo mayor en el colegio y se escapa unos minutos a las 11.00 para buscarlo y llevarlo a la casa de nuevo.

"Dejé de trabajar algunos años porque estaba embarazada de mi hijo menor. Cuando él tuvo dos años regresé", agregó.

Embed

La pregunta puntual: ¿alguna vez fuiste víctima de acoso por parte de algún pasajero?, fue respondida con una negativa, pero agregó que desde el comienzo muestra cierta distancia con los varones y que este sería su método de protección.

"Hay tipos a los que si vos te le reís mucho ya malinterpretan, entonces mi relacionamiento con los pasajeros es estrecho", aclaró.

Tampoco sufrió nunca un asalto o una situación denigrante por ser mujer, pero asegura que esto se debe más que nada a que no tiene a su cargo el horario nocturno.

"Las mujeres al volante son más cuidadosas"

Dahiana comentó que solo en Asunción conoce a aproximadamente a 8 mujeres taxistas, quienes trabajan en diferentes paradas. Estas se suman a las choferesas de algunas empresas del transporte público.

Antes de conducir un taxi, Dahiana trabajaba como operadora en la Asociación de Profesionales Taxistas de Asunción (APTA).

Afirmó que su trabajo es como cualquier otro, donde se sufre tanto con el calor como con el frío, que el sacrificio es el mismo que se puede tener con otra profesión.

"Las mujeres al volante son más cuidadosas", aseguró, y esto es lo que muchos de sus clientes piensan y ella lo entiende por la confianza que depositan en ella, ya que algunos incluso le encargan el traslado de sus hijos.

Dahiana planea seguir trabajando en cuatro ruedas durante mucho tiempo más y con esto construir de a poco un futuro digno y tranquilo para sus dos hijos, a quienes ve como la razón de su vida.

Embed

Día de la Mujer Paraguaya

Cada 24 de febrero se celebra el Día de la Mujer Paraguaya, y Dahiana es, igual que muchas, el reflejo de la "kuña guapa" que lucha día a día con valentía por su futuro y el de sus hijos.

La fecha hace alusión a un acontecimiento especial: la "Primera Asamblea de Mujeres Americanas", que tuvo por escenario la ciudad de Asunción, se realizó en el año 1867 en la Plaza de Mayo. De esta reunión participaron mujeres de la capital decididas a contribuir con la causa de la República mediante la donación de sus joyas y alhajas a fin de financiar la Guerra Contra la Triple Alianza.

Hoy podemos afirmar que "kuña paraguaya" es mucho más que una figura: es historia, es perseverancia, es sacrificio y es madre de la tierra guaraní.